Expertos advierten de la dificultad de verificar si Corea del Norte desmantela su centro de pruebas nucleares

Kim Jong Un
REUTERS / KCNA KCNA
Publicado 26/04/2018 11:08:48CET

Algunos expertos aseguran que el complejo de Punggye Ri habría quedado inoperativo desde el ensayo de la bomba de hidrógeno en 2017

SEÚL, 26 Abr. (Reuters/EP) -

Varios expertos han alertado sobre la dificultad de comprobar si el régimen de Corea del Norte procede a desmantelar el centro de ensayos nucleares de Punggye Ri, una instalación que incluso habría podido quedar inutilizada como consecuencia de una de las últimas pruebas.

El complejo de Punggye Ri está integrado por un sistema de túneles excavados bajo el monte Mantap, en la zona nororiental de Corea del Norte. Una investigación china sugiere que varios de los túneles podrían haberse derrumbado, lo que habría dejado el complejo inutilizable.

El Gobierno de Pyongyang, que está buscando un acercamiento con Corea del Sur y con Estados Unidos, se ha comprometido a cerrar el complejo de Punggye Ri como forma de "garantizar con transparencia" su compromiso de poner fin a todas sus pruebas nucleares y de misiles.

Los expertos han dicho que esta actitud del régimen que lidera Kim Jong Un pone de manifiesto el giro que está dispuesto a dar en sus políticas justo antes de reunirse este viernes con su homólogo surcoreano, Moon Jae In, un encuentro que servirá para prepara la posterior cumbre que protagonizará con el mandatario estadounidense, Donald Trump, en mayo o en junio.

Además, el cambio de actitud también apunta a la posibilidad de que el Gobierno norcoreano esté dispuesto a permitir que se realicen inspecciones en el centro de pruebas nucleares de Punggye Ri.

"En el pasado, Corea del Norte se ha resistido frente a las solicitudes de Estados Unidos para visitar ese centro y tomar muestras", ha afirmado David Albright, investigador del Instituto para la Ciencia y la Seguridad Internacional en Washington. "Esta declaración abre la puerta a la posibilidad de ver si ese acceso es posible", ha añadido.

Otros expertos han afirmado que el simple cierre del centro, en el que Corea del Norte ha completado sus seis pruebas nucleares, es más probable que la opción del pleno desmantelamiento. Estos expertos han puesto en duda que el Gobierno de Pyongyang vaya a permitir que se realicen verificaciones en las instalaciones nucleares porque eso supondría permitir a los científicos que tomen muestras de sus ensayos nucleares.

"Han declarado de forma unilateral que el centro se ha cerrado. No lo han negociado", ha afirmado Joshua Pollack, investigador del Instituto de Estudios Internacionales Middlebury. "¿Por qué no iban a permitir recabar información de Inteligencia sobre las pruebas realizadas?", ha apostillado.

El régimen de Corea del Norte anunció en septiembre de 2017 que había completado con éxito la prueba de una bomba de hidrógeno en su centro de pruebas situado a 370 kilómetros al noreste de Pyongyang, una detonación que entonces la cadena de televisión nipona Asahi aseguró que había provocado el derrumbe de uno de sus túneles.

Un estudio reciente elaborado por la Universidad de Ciencia y Tecnología de China llega a sugerir que la explosión del 3 de septiembre de 2017 fue tan potente que dejó todo el complejo de Punggye Ri completamente inutilizable.

Los investigadores han examinado datos sísmicos y han concluido que se registró un pequeño terremoto durante ocho minutos y medio tras la explosión, una circunstancia que creen que fue provocada por el derrumbe dentro de la montaña, según un resumen de un documento enviado a la publicación especializada de Cartas de Investigación Geofísica.

"El derrumbe habría provocado que la infraestructura subterránea bajo el monte Mantap dejaría de ser viable para futuras pruebas nucleares", señala un documento de resumen sobre el estudio presentado en diciembre en una reunión de la Unión Geofísica Americana. Este estudio advierte de que una prueba similar podría provocar "un derrumbe incluso de mayor escala provocando una catástrofe medioambiental"

Según Robert Kelley, un antiguo inspector que trabajaba para la Agencia Internacional de la Energía Atómica, esa podría ser la razón por la que ahora el régimen de Corea del Norte está dispuesto a desmantelar su centro de pruebas nucleares. "No están renunciando a nada", ha dicho Kelley. "Ese complejo, creo yo, ha quedado dañado de tal modo que no puede volver a ser utilizado", ha concluido.

Sin embargo, 38 North, un portal especializado desarrollado por el centro de estudios avanzados internacionales de la Universidad Johns Hopkins, ha advertido de que las imágenes satelitales muestran que se ha realizado trabajos de excavación este año, lo que sugeriría que el complejo sigue operativo aunque haya reducido considerablemente su actividad.

"No hay base para concluir que el complejo nuclear de Punggye Ri no sigue estando operativo para futuras pruebas nucleares", ha concluido el portal.