Expertos de la ONU alertan de que la represión en Bahréin podría generar disturbios

 

Expertos de la ONU alertan de que la represión en Bahréin podría generar disturbios

Al Wefaq
REUTERS
Publicado 16/06/2017 17:46:44CET

MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Bahréin debería cesar en los abusos que se cometen contra los Derechos Humanos, ha reclamado este viernes un grupo de investigadores de la ONU, que han alertado de la posibilidad de que aumenten los disturbios ante la inestabilidad en el país.

"Intentar sofocar las protestas y las críticas recurriendo a la represión y la violencia no sólo es una violación de los Derechos Humanos, sino que indudablemente conduce a una aumento de la tensión", han denunciado Agnes Callamard, Annalisa Ciampi, Michel Forst, Ahmed Shaheed y José Antonio Guevara Bermúdez ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

"Tememos que este entorno cada vez más hostil termine con las posibilidades de solucionar el malestar social y político de Bahréin", han alertado los expertos, que se han mostrado particularmente preocupados por la reanudación de las ejecuciones, que no se practicaban desde 2010, y por la enmienda constitucional que permite a los tribunales militares juzgar a civiles.

Los expertos han denunciado los ataques a la libertad religiosa y de reunión, y la represión contra los defensores de Derechos Humanos y han asegurado que la situación de los Derechos Humanos de Bahréin se ha deteriorado en 2016.

Entre otros motivos, los expertos destacan las acciones legales emprendidas por el ministerio de Justicia para disolver al principal partido de oposición, la Sociedad Islámica Wefaq, y por la decisión de retirar la ciudadanía a la autoridad religiosa chií más importante del país, Isa Qassim.

"Las autoridades han tomado medidas drásticas para frenar la oposición entre las que destacan la tortura, detención arbitraria, condenas infundadas, retiradas de la ciudadanía, prohibiciones para viajar, intimidación, amenazas de muerte y represalias por cooperar con organizaciones internacionales, incluido el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (ACNUR)", han dicho los investigadores.

El equipo de la ONU ha denunciado también el abuso de poder por parte de las fuerzas de seguridad del país en las manifestaciones pacíficas subrayando que fallan en su cometido de proteger las vidas.

Además, han denunciado que los activistas de Derechos Humanos están siendo acusados de delitos cuyas condenas incluyen la pena de muerte y han subrayado la "legislación represiva" que se ejerce con ciertas leyes, como que regula la asociación o el terrorismo.

El Gobierno de Bahréin ha negado abusos sistemáticos por parte de la Policía o en las prisiones del país, y ha asegurado estar haciendo frente a una violenta revuelta respaldada por Irán, que ha negado la acusación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies