Expertos en sondeos alertan de que el M5S y la Liga podrían conseguir más votos de lo esperado

Silvio Berlusconi y Matteo Salvini
REUTERS / ALESSANDRO BIANCHI
Publicado 02/03/2018 16:31:39CET

Auguran que el centro-derecha tiene entre un 35 y un 50 por ciento de posibilidades de formar gobierno

ROMA, 2 Mar. (Reuter/EP) -

Los antisistema del Movimiento 5 Estrellas (M5S) y la ultraderechista Liga podrían conseguir un resultado mejor del esperado en las elecciones de este domingo en Italia e incluso el líder de la segunda formación podría convertirse en primer ministro, han advertido este viernes expertos en sondeos.

El M5S ya era el principal partido en intención de voto en todos los sondeos antes de que entrara en vigor la prohibición de publicarlos, hace dos semanas, con alrededor del 28 por ciento.

Sin embargo, varios responsables de centros demoscópicos han dicho a Reuters que podrían alcanzar el 30 por ciento o más, aunque han minimizado las opciones de que se aproximen al umbral del 40 por ciento necesario para formar gobierno en solitario.

"Creo que en el último momento muchos de los votantes indecisos votarán por los 5 Estrellas y eso les llevará por encima del 30 por ciento", ha señalado Federico Benini, director de la agencia Winpoll. "Estos votantes quieren el cambio y en estas elecciones eso lo representan los 5 Estrellas", ha añadido.

Antonio Noto, director del centro demoscópico Noto, ha reconocido que no le sorprendería ver que el M5S llega al 30 por ciento. Ambos expertos sostienen que la Liga también podría dar la sorpresa.

Noto ha indicado que ve más de un 50 por ciento de posibilidades de que la Liga, que lidera Matteo Salvini, supere a su socio de coalición, el partido Forza Italia de Silvio Berlusconi, como la primera fuerza de la alianza.

Eso podría poner nerviosos a los mercados, ya que si el centro-derecha consigue alcanzar la mayoría parlamentaria, allanaría el camino para que Salvini se convirtiera en primer ministro. En la mayoría de los sondeos previos al apagón informativo, Forza Italia aventajaba a la Liga en entre dos y seis puntos.

Sin embargo, Benini ha incidido en que algunas personas podrían sentir vergüenza de admitir ante los encuestadores que prevén votar por la Liga por su firme política en contra de la inmigración.

EL CENTRO-DERECHA, CON MÁS OPCIONES DE GOBERNAR

Ambos expertos han coincidido en que la coalición de centro-derecha es la única con opciones de conseguir la mayoría parlamentaria y que ello dependerá de decenas de escaños marginales en el sur del país, donde se enfrenta a pugnas muy cerradas con el M5S.

Benini ha considerado que hay un 35 por ciento de probabilidades de que el centro-derecha obtenga la mayoría, mientras que Noto lo ha situado en el 50 por ciento. Por su parte, Renato Mannheimer, director de la agencia Eumetra MR, ha cifrado las opciones entre un 35 y un 40 por ciento.

Los centros demoscópicos han seguido realizando consultas para clientes desde que entró en vigor la prohibición de publicar. "Todo depende del sur, donde mucha gente todavía está indecisa entre M5S y Forza Italia", ha incidido Mannheimer.

Según este experto, el M5S es el partido más popular en el sur pero Forza Italia tiene candidatos locales más conocidos y esto cuenta mucho en una región desfavorecida donde los contactos personales desempeñan un papel central a la hora de encontrar trabajo y obtener favores. "La gente dice, 'Le conozco, es mi amigo, o consiguió un trabajo para mi primo', y esto importa en el sur", ha insistido Mannheimer.

El gobernante Partido Democrático (PD), cuyo apoyo ha caído en el último año hasta situarse en torno al 23 por ciento antes del apagón, corre el riesgo de quedar virtualmente desaparecido en el sur, según los expertos. Sin embargo, no coinciden en cómo lo hará a nivel nacional este domingo.

Benini prevé que el PD consiga menos del 20 por ciento, mientras que Noto considera que "lo más probable es que caiga hasta el 20 por ciento más que subir hasta el 25 por ciento". En opinión de Mannheimer, la formación que lidera Matteo Renzi ya habría tocado fondo y podría ganar algún terreno en la votación.