La expresidenta de RCA asegura en África "no hay líderes con voluntad política" para fomentar el desarrollo

La expresidenta de RCA, Catherine Samba Panza
REAL INSTITUTO ELCANO
Publicado 27/04/2017 15:13:26CET

MADRID, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

La ex presidenta de República Centroafricana Catherine Samba-Panza ha asegurado este jueves que en África "no hay líderes" con "voluntad política suficiente" para poder poner en marcha reformas sustanciales que fomenten el desarrollo en el continente, que para el año 2050 supondrá un 20 por ciento de la población mundial.

"En África tenemos muchos jefes de Estado, pero no tenemos líderes. No tenemos a personas con la voluntad política suficiente como para aplicar la agenda de desarrollo para nuestro continente", ha asegurado Samba-Panza este jueves en una conferencia internacional celebrada en Madrid, organizada por el Real Instituto Elcano con la colaboración de la organización alemana Konrad Adenauer Stiftung.

La antigua mandataria ocupó el cargo de presidenta de la República Centroafricana de forma interina desde el 20 de enero de 2014 y hasta el 30 de marzo de 2016, tras los sucesos del golpe de Estado producido en 2013, lo que la convirtió en la primera mujer presidenta del país.

Samba-Panza ha querido destacar la importancia que tiene la "buena gobernanza" en el correcto desarrollo del continente africano. Gobernanza, según ha explicado, es la eficacia, calidad y buena orientación de la intervención de un Estado.

"La situación es muy simple: la buena gobernanza lleva a la estabilidad y la mala gobernanza y el abuso de poder por parte de los gobiernos lleva al conflicto. Un Gobierno transparente y responsable es indispensable a la hora de facilitar el logro de las aspiraciones de los ciudadanos", ha explicado.

Samba-Panza ha denunciado que en muchos países africanos la descentralización del Estado no es real, lo que frena por completo el proceso de desarrollo y la erradicación de la pobreza. "La división de poderes figura en la mayoría de las constituciones africanas, pero muchísimos estados no la aplican. Por otro lado, existe una centralización del Estado tal que tanto el sistema judicial como el Parlamento carecen de recursos para hacer frente al poder ejecutivo", ha criticado.

"Las crisis repetitivas en África son el resultado del fracaso del modelo económico actual del continente", ha asegurado. "Gran parte de la población se siente abandonada. Esta sensación de abandono lleva al ciudadano a busca la seguridad en vínculos étnicos y religiosos", ha añadido, haciendo referencia al creciente aumento de tensiones étnicas que se han producido en la región en los últimos años.

"África necesita poder explotar sus propios recursos y desarrollar de manera propia su enorme capital humano", ha explicado. Samba Panza ha asegurado que una de claves para el desarrollo del continente africano es que las potencias extranjeras inviertan capital que permita a la región llevar a cabo un proceso de industrialización. "No obstante, para ello África, antes que nada, necesita paz", ha apuntado.

Kristin de Peyron, jefa de Asuntos Panafricanos del Servicio Europeo de Acción Exterior, ha reiterado la postura de Samba-Panza. "Los problemas africanos deben tener soluciones africanas", ha asegurado.

Se espera que África doble su población para el año 2050, lo que supondría que para entonces, más del 20 por ciento de la población mundial sería africana. Peyron ha denunciado que durante años, la comunidad internacional ha descuidado al continente africano y que a día de hoy, la tendencia ha cambiado únicamente por motivos como la crisis migratoria del Mediterráneo, el terrorismo y la violencia.

"Quiero resaltar la idea de que África es un continente de oportunidades, no sólo de riesgos", ha señalado De Peyron. La diplomática europea ha querido recalcar que la Unión Europea defiende firmemente la idea de cooperar con África de tal forma que sean los propios líderes africanos los que determinen cómo acabar con problemas tales como el desempleo, la desigualdad, la pobreza o la violencia.

MENOS AFRICANOS QUIEREN DEMOCRACIA

Cerca del 67 por ciento de los africanos prefiere un sistema democrático a cualquier otro tipo de liderazgo político. El 33 por ciento restante, por el contrario, antepondría un sistema dictatorial o de partido único antes que otorgar poderes a un Parlamento. Estos datos refleja que muchísimos africanos prefieren un Gobierno autoritario, ya que lo relacionan con la estabilidad del país, según ha explicado durante la conferencia el profesor Robert Mattes, cofundador de Afrobarometer, una ONG que realiza encuestas a nivel regional en África.

Mattes ha explicado que a la hora de realizar los estudios demográficos, sus trabajadores se encuentran con muchísimas dificultades. En países como Angola o República Democrática del Congo no han logrado hacer ninguna consulta, tanto por la situación de inseguridad que se vive en estos países como por la falta absoluta de cooperación por parte del Gobierno.

En otros países, como Ruanda, según ha contado Mattes, sí han podido preguntar a parte de la población, pero la situación de represión es tal que la gran mayoría de los encuestados respondieron en falso para no tener problemas con las autoridades.

No obstante, estos datos sólo reflejan la situación a nivel regional y de manera general. Al observar más de cerca casos concretos, como es el caso de Mozambique, tan sólo un 25 por ciento de los encuestados rechaza la idea de una dictadura, mientras que el resto se muestran a favor. De media, el 43 por ciento de los africanos exigen democracia, mientras que en Mozambique, este porcentaje ni siquiera alcanza el 10 por ciento.

"La demanda de democracia en países como Uganda, Kenia y Zambia ha descendido en los últimos años de forma sustancial. Cabe señalar que esta bajada se ha producido después de que todas estas naciones tuvieran elecciones dudosas", ha apuntado. Cada vez son más los países africanos cuyas poblaciones dejan de exigir reformas democráticas de sus sistemas políticos, una tendencia, que de acuerdo con Mattes se debe a que cada vez más gobiernos hacen uso de la "mala gobernanza".

África es un continente de contrastes. Mientras que menos del 30 por ciento de la población cuenta con acceso a saneamiento, más del 93 por ciento cuenta con cobertura de móvil. No obstante, la brecha entre países es dramática, de acuerdo con Mattis. A la hora de hablar de infraestructuras básicas para un país como lo son las carreteras, naciones como Kenia o Mauricio cuentan con un 100 por cien de cobertura. Uganda y Mozambique por el contrario, cuentan con menos de un 10 por ciento de carreteras asfaltadas.

"La democracia depende directamente de la voluntad del Gobierno y de las infraestructuras con las que cuenta un país. El vínculo es esencial. Aquellos países que mejores cifras de desarrollo tienen y menor grado de pobreza son precisamente los que están sometidos a rotaciones de Gobierno y a la presión ciudadana", ha garantizado Mattes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies