El expresidente Yanukovich se ofrece a mediar para terminar la guerra en Ucrania

Viktor Yanukovich
REUTERS / MAXIM SHEMETOV
Publicado 02/03/2018 16:58:12CET

MOSCÚ, 2 Mar. (Reuters/EP) -

El expresidente ucraniano Viktor Yanukovich, que vive exiliado en Rusia desde 2014, se ha ofrecido este viernes como intermediario entre el Gobierno de Petro Poroshenko y los rebeldes prorrusos que reclaman la secesión de las regiones del este de Ucrania.

Los esfuerzos para resolver el conflicto, en los que se han implicado las autoridades de Ucrania, Rusia, Francia y Alemania, se han saldado con una serie de compromisos que no han terminado de fraguar en la práctica, en la medida en que siguen produciéndose enfrentamientos esporádicos. Más de 10.000 personas han muerto en estos últimos cuatro años.

"Haré todo lo posible, todo lo que esté en mi mano, para parar la guerra, (...) para llevar a las dos partes a la mesa de negociación", ha afirmado Yanukovich durante una comparecencia pública en Moscú. Kiev ha rechazado por ahora entablar un diálogo directo con los rebeldes, tras los que ve la alargada sombra rusa.

Yanukovich se ha ofrecido a colaborar con la Unión Europea, Estados Unidos, Rusia y Naciones Unidas con tal de poner fin al conflicto. El principal objetivo, ha añadido, es "unir" a la zona este "para mantener la integridad del Estado ucraniano".

La propuesta de Yanukovich previsiblemente se topará con la negativa de Poroshenko, que reclama el retorno de su predecesor para ser juzgado por cargos de traición.

RELACIONES CON TRUMP

El nombre de Yanukovich también se ha colado en las investigaciones abiertas en Estados Unidos por la presunta injerencia rusa en las elecciones de 2016. Su gobierno aparece vinculado a Paul Manafort, antiguo jefe de campaña del ahora presidente norteamericano, Donald Trump.

Yanukovich ha desmentido que hubiese acordado pagos a Manafort por determinados trabajos --supuestamente un informe para justificar las acusaciones contra la ex primera ministra Yulia Timoshenko--. "Nunca firmé ningún pago por su trabajo y nunca discutí con él el tema", ha zanjado el exmandatario ucraniano.