Uno de los extremistas judíos detenidos por el secuestro y asesinato de un palestino habría confesado

Publicado 07/07/2014 5:45:39CET

MADRID, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

Uno de los seis extremistas judíos detenidos por el secuestro y asesinato el pasado miércoles del adolescente palestino Mohamed Abú Judeir habría confesado su participación en el crimen, según ha informado el diario israelí 'The Jerusalem Post'.

En base a estas informaciones, la confesión ha sido pronunciada durante un interrogatorio del Shin Bet, los servicios secretos israelíes para el interior de Israel y los Territorios Palestinos Ocupados. Los sospechosos, descritos como "hombres jóvenes y menores de edad", residen en la localidad israelí de Beit Shemesh y en el asentamiento judío de Adam.

Pese a que los detalles de la investigación permanecen bajo secreto de sumario, el canal de televisión israelí Channel 2 ha asegurado que uno de los sospechosos está cooperando con la Policía y habría incriminado a sus cómplices.

Abú Judeir, de 16 años, fue secuestrado y quemado vivo. Su cuerpo fue hallado en el Bosque de Jerusalén el miércoles en lo que parece una venganza por el asesinato de tres jóvenes colonos israelíes secuestrados el 12 de junio cerca de Hebrón.

Un día antes del secuestro y asesinato de Abú Judeir los sospechosos habrían intentado raptar a Musa Zalum, de nueve años. El hecho fue denunciado a la Policía, pero no se le dio credibilidad, según se ha sabido este domingo.

Los detenidos están bajo custodia del Shin Bet. La ley israelí permite mantener a los sospechosos de terrorismo bajo custodia sin recibir asistencia legal durante diez días, un plazo que puede ampliarse hasta los 21 días con autorización judicial. Durante este periodo la Policía no tiene necesidad de presentar cargos.

Desde la familia de Abú Judeir han asegurado que no han recibido ninguna información de la Policía sobre estos arrestos pese a que los agentes les aseguraron de que serían los primeros en conocer cualquier novedad en la investigación.

"Quiero que los israelíes sepan y vean por sí mismos lo que le ocurrió a Mohamed. Los asesinos estaban influidos por todos los que pidieron venganza", ha declarado un tío del adolescente asesinado, Sair Abú Judeir.

La madre de Abú Judeir, Suha, ha expresado su satisfacción por las detenciones, pero ha asegurado que tiene poca fe en el sistema judicial israelí. "No tengo paz en mi corazón. Aunque han apresado a quienes dicen que han matado a mi hijo, sólo van a responder unas preguntas y luego los pondrán en libertad. ¿Para qué?", se ha preguntado. "Que los traten igual que nos tratan a nosotros. Que derriben sus hogares y los detengan igual que hacen con nuestro shijos", ha añadido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies