Una facción de Lashkar-e-Jhangvi colaboró con Estado Islámico en el atentado de Quetta

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Una facción de Lashkar-e-Jhangvi colaboró con Estado Islámico en el atentado de Quetta

Centro de formación de la Policía en Quetta atacado por Estado Islámico
NASEER AHMED/REUTERS
Publicado 26/10/2016 13:45:19CET

DERA ISMAIL JAN (PAKISTÁN), 26 Oct. (Reuters/EP) -

Una facción del grupo islamista suní paquistaní Lashkar-e-Jhangvi (LeJ) cooperó con el grupo terrorista Estado Islámico en el atentado de esta semana contra un centro de formación policial en Quetta en el que murieron 59 personas, según ha desvelado este miércoles a Reuters un portavoz del mismo.

Estado Islámico reivindicó la responsabilidad del atentado del lunes en Quetta, en el suroeste, y publicó las fotos de los presuntos autores, que persiguieron y mataron a los cadetes durante un asalto que duró unas cinco horas.

Pero las autoridades paquistaníes, que en septiembre dijeron que habían aplastado los esfuerzos de Estado Islámico de entrar en Pakistán, han responsabilizado el asalto a una facción de LeJ, Al Alami.

"No tenemos una vínculo directo con Daesh, pero hemos hecho este ataque juntos", ha afirmado Ali bin Sufyan, portavoz de Al Alami, usando el acrónimo en árabe de Estado Islámico.

Sufyan no ha querido entrar en detalles sobre la ayuda que Al Alami ha ofrecido a Estado Islámico en Quetta, la capital provincial de la región de Baluchistán. "Daremos ayuda a cualquiera que nos lo pida contra las fuerzas de seguridad paquistaníes y también aceptaremos ayuda para ello", ha añadido el portavoz.

LeJ, cuyas raíces están en el corazón de la provincia de Punyab, tiene un historial de ataques sectarios en Baluchistán, especialmente contra la minoría hazara, que son chiíes. Pakistán ya ha acusado en el pasado a LeJ de colusión con Al Qaeda.

Las autoridades lanzaron una campaña contra LeJ el año pasado, particularmente en Punyab. En un revés para el grupo, su líder, Malik Ishaq, murió en julio de 2015 junto con otros trece miembros del mando central en lo que la Policía calificó de una huída fallida.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies