Las facciones rivales habrían acordado el formato básico de un Gobierno de unidad para Libia

Publicado 28/01/2015 6:04:33CET

MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las facciones rivales libias habrían acordado en el marco de las conversaciones celebradas en Ginebra el formato básico de un Gobierno de unidad, que sería anunciado en un plazo de dos semanas, según uno de los delegados participantes en el proceso.

Este delegado, que ha pedido no ser identificado, ha detallado al diario 'The Libya Herald' que dicho Gobierno tendría que contar con la seguridad adecuada, que podría ser facilitada por las fuerzas locales o por 'cascos azules' de la ONU.

La Misión de Apoyo de Naciones Unidas en Libia (UNSMIL) ha destacado a través de un comunicado que las conversaciones "se llevaron a cabo en una atmósfera positiva", confirmando que entre los temas tratados ha estado la formación por consenso de un Gobierno de unidad.

Asimismo, ha apuntado que el acuerdo "incluiría un alto el fuego permanente con mecanismos de monitorización efectivos, así como acuerdos para la retirada de los grupos armados de la ciudades, y particularmente de la capital, para que el Gobierno pueda trabajar en un entorno de estabilidad".

Por último, la UNSMIL ha afirmado que todos los participantes han condenado "enérgicamente" el atentado ejecutado durante la jornada contra el Hotel Corinthia de la capital libia, Trípoli, que se ha saldado con la muerte de al menos nueve personas, entre ellas cinco extranjeros.

La Oficina Central de Seguridad de Trípoli ha acusado a milicianos leales al exlíder libio Muamar Gadafi de estar detrás del atentado contra el hotel, sede informal del Gobierno autoproclamado de Omar al Hassi.

El director del organismo, Omar Jadrawi, ha recalcado que el ataque no tiene relación alguna con el grupo extremista Estado Islámico, a pesar de que un grupo que dice actuar dentro de las redes de la formación yihadista se ha atribuido el atentado, según el portal de seguimiento del yihadismo SITE.

El grupo alega que es una venganza por la muerte de Abu Anas al Libi, un dirigente de Al Qaeda vinculado a los atentados contra las embajadas de Estados Unidos en Kenia y Tanzania en 1998 y que murió este mes en un hospital de Nueva York.

Sin embargo, Mohamed Husein, un asesor político del Gobierno de Al Hassi, ha afirmado que el verdadero objetivo del ataque contra el hotel era el propio Al Hassi, tal y como han recogido varios medios libios.