Falanges Libanesas expulsa del partido a Sejaan Qazzi por no dimitir del Gobierno libanés

Publicado 21/06/2016 3:05:25CET

MADRID, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

Falanges Libanesas ha anunciado este lunes la expulsión del partido de Sejaan Qazzi, quien ocupa la cartera de Trabajo, por negarse a cumplir con la orden de la formación de dimitir del Gobierno de Tammam Salam.

"Según el informe de la secretaría general, que recalca la clara violación de las leyes internas por parte de Qazzi, la oficina política de Falanges Libanesas ha decidido expulsarle permanentemente del partido", ha confirmado.

Falanges Libanesas anunció la semana pasada que sus dos ministros dimitirían del Gobierno, aunque Qazzi se negó a hacerlo. Así, decisión sólo se aplica al ministro de Economía, Alain Hakim, si bien ninguna de ellas ha sido aceptada por Salam.

Por su parte, el ministro de Información, Ramzi Jreij, también rechazó dimitir, argumentando que no era miembro del partido pese a haber sido nominado por la formación, que reclamó igualmente su cese.

El propio Qazzi ha sostenido que la decisión de Falanges Libanesas "fue probablemente tomada antes de la de la dimisión", argumentando que algunos miembros del partido creen que es "molesto".

Sin embargo, y tras recordar todos los papeles que ha desempeñado en el partido durante sus 45 años de pertenencia, ha dicho que no guarda animadversión al líder de la formación, Amin Gemayel, o al resto de sus miembros.

"Estuve con Bashir (Gemayel, muerto en un atentado tras ser elegido presidente del país) cuando tenía 20 años, y fue parte de la toma de decisiones, así que no aplicaré una decisión sin hablar de ella ahora que tengo 60 años", ha remachado.

"No es un momento correcto para abandonar responsabilidades, sino que hay que hacer frente y mostrar resiliencia", ha remachado Qazzi, según ha informado el diario local 'An Nahar'.

El propio Salam describió la semana pasada como "inapropiada" la decisión de Falanges Libanesas, recalcando que el país atraviesa un momento "crítico y difícil". "El momento es inapropiado para una decisión de estas características", manifestó, añadiendo que la misma "es un error de Falanges Libanesas".

A finales de mayo, Líbano cumplió dos años de vacío en la Presidencia del país, debido al bloqueo de las conversaciones para elegir un sustituto para Michel Suleiman, cuyo mandato terminó el 25 de mayo de 2014.

El Parlamento ha celebrado desde la salida del poder de Suleiman casi 40 sesiones para intentar elegir un presidente, si bien todas ellas han sido aplazadas al no alcanzar quórum debido a la falta de un acuerdo previo a la votación.

Sin embargo, la celebración en mayo de las elecciones municipales, en los primeros comicios de cualquier tipo en el país desde 2010 --siendo éstos también municipales-- ha reactivado los llamamientos a la convocatoria de parlamentarias.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies