La familia del terrorista del atentado frustrado en Bruselas asegura que era "un musulmán moderado"

Policías y soldados en la estación central de Bruselas
REUTERS / FRANCOIS LENOIR
Publicado 22/06/2017 23:22:28CET

BRUSELAS, 22 Jun. (Reuters/EP) -

La familia de Oussama Zariouh, el ciudadano belga de 36 años y origen marroquí que intentó atentar en la estación central de Bruselas el pasado martes, eran "un musulmán moderado", según ha indicado su familia, en respuesta a las informaciones que le vinculan con la organización terrorista Estado Islámico.

Zariouh trató de activar una bomba en la estación central de Bruselas sin que produjera ningún daño y, al ver que había fracasado en su objetivo, "se abalanzó sobre un militar al grito de 'Allahu Akbar' ('Alá es grande')" y éste le abatió con varios disparos, hasta que finalmente murió, de acuerdo con la Fiscalía federal belga.

En un registro posterior de su vivienda, ubicada en el barrio de Molenbeek-Saint-Jean, la Policía halló indicios de que fabricó allí la bomba y "algunas pistas que parecen demostrar que el sospechoso tenía simpatía por la organización terrorista Estado Islámico".

"Queremos pruebas de que hizo todo eso", ha dicho su hermana, Imane. "No podemos creer que quisiera inmolarse o que intentara matar a nadie", ha afirmado. De acuerdo con la familia, "se preparaba para viajar este verano a Marruecos para casarse y comenzar un nuevo trabajo como conductor de taxi".

El padre de Zariouh ha asegurado que su hijo "era una persona sensible". "Era un musulmán moderado, un chico normal que escuchaba música y salía. Rezaba algunas veces, pero otras no. Estaba muy lejos de ser un extremista", ha defendido en declaraciones a la televisión belga VRT.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies