Familiares de los presos muertos en el motín de Carabobo denuncian que perecieron por heridas de bala

Motin en la Comandancia Policial de Carabobo
REUTERS / CARLOS GARCIA RAWLINS
Actualizado 03/04/2018 12:00:20 CET

MADRID, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los familiares de las víctimas mortales del motín que tuvo lugar el pasado miércoles en la central policial de Valencia, capital de Carabobo, han denunciado este lunes que los presos perecieron debido a heridas de bala y no a causa del incendio registrado en el inmueble, tal y como aseguran las fuerzas de seguridad.

Yaneth Padrón, madre de una de las víctimas mortales, ha asegurado que su hijo recibió dos disparos, uno en el costado y otro en el rostro, y que no murió debido a la "asfixia mecánica", como indica su certificado de defunción.

Padrón ha indicado que tuvo que firmar un documento que establecía que la muerte había tenido lugar por asfixia para así poder retirar el cuerpo de su hijo, según ha recogido el diario local 'El Nacional'.

Keila Karina Guzmán también ha manifestado que cuando fue a reconocer el cuerpo de su hermano se percató de que tenía una herida de bala en la parte trasera de la cabeza. "Me pidieron que pusiera la huella para que quedara constancia de que lo había reconocido yo cuando pregunté por qué tenía un hueco en la cabeza me dijeron que pusiera la huella o me echaban, así que tuve que hacerlo", ha explicado Guzmán al periódico 'El carabobeño'.

Un grupo de familiares de presos se manifestado este lunes frente a la sede del Ministerio Público en Valencia y han acusado a las autoridades de dar cifras inexactas.

Nelly Cecilia Guerrero, por su parte, ha asegurado que su hijo no presentaba muchas quemaduras y que, sin embargo, en su certificado de defunción figura la asfixia mecánica como causa de la muerte.

El jefe del Ministerio Público atribuyó la tragedia en la Comandancia Policial de Carabobo, donde murieron 66 reos, a un "exacerbado hacinamiento". De momento, hay cinco funcionarios detenidos e imputados por homicidio calificado y negligencia, si bien no ha descartado que haya más implicados.

La motín en Carabobo es una de las más graves de la historia penitenciaria en Venezuela. Para encontrar un balance de víctimas similar hay que remontarse al motín del 4 de enero de 1994 en Sabaneta, que dejó 108 muertos y una veintena de heridos.

Contador