Farage asegura en la Eurocámara que no quiere un segundo referéndum sobre el Brexit

Nigel Farage en el Parlamento Europeo
REUTERS / VINCENT KESSLER
Publicado 17/01/2018 16:26:36CET

BRUSELAS, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El eurodiputado y antiguo líder del Partido para la Independencia de Reino Unido (UKIP) Nigel Farage ha asegurado este miércoles en el Parlamento Europeo que no quiere un segundo referéndum sobre la permanencia de Reino Unido en la UE, a pesar de que la semana pasada abrió la puerta a esta opción argumentado que serviría cerrar el debate ante una nueva victoria a favor del Brexit.

"No quiero un segundo referéndum sobre el Brexit, absolutamente no. Pero me temo que todos están trabajando junto con Tony Blair y Nick Clegg para asegurar que tenemos el peor acuerdo posible", ha subrayado durante su intervención en el debate sobre el futuro de la UE con el primer ministro de Irlanda, Leo Varadkar, a quien a acusado de formar parte de un "complot" para frustrar la salida de Londres del club.

"Usted es parte, por supuesto, de un gran intento aquí y en todos lados de frustrar e intentar revocar el Brexit. No quiere que Reino Unido salga (de la UE) porque sabe que si lo hace otros también lo harán", ha apuntado.

El primer ministro irlandés ha asegurado en una rueda de prensa posterior a la sesión parlamentaria que no forma parte de ningún "complot" contra Reino Unido. "Soy un amigo de Reino Unido", ha expresado.

Preguntado por si recomienda la celebración de un segundo referéndum, Varadkar ha indicado que no sería "antidemocrático" pero ha añadido que "es una cuestión para el parlamento británico y para la sociedad británica". "No creo que sea constructivo o útil que un líder de otro país aconseje sobre si deben o no deben tener un segundo voto", se ha excusado.

Estas declaraciones de Farage, uno de los principales promotores del Brexit, dijera el jueves pasado que no vería con malos ojos la convocatoria de una segunda consulta sobre la permanencia de Reino Unido en el bloque comunitario. Según afirmó, serviría para que volviera a ganar la opción del divorcio y se cerrara el debate.

Estas palabras provocaron reacciones tanto del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, como del presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, quienes dijeron este martes que la UE está "abierta" a revertir el Brexit si los británicos cambian de opinión.

El jefe del Ejecutivo comunitario ha insistido en "tender la mano" a Reino Unido para que siga siendo parte del club comunitario. "No echamos a los británicos, nos gustaría que se quedaran. Y si así lo quieren, deberían poder hacerlo", ha dicho.