FARC y ELN compartirán los puntos sobre justicia transicional y participación política

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

FARC y ELN compartirán los puntos sobre justicia transicional y participación política

El jefe negociador del Gobierno, Frank Pearl, y del ELN, 'Antonio García'
REUTERS
Publicado 11/10/2016 17:40:25CET

BOGOTÁ, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) --primera y segunda guerrilla del país-- compartirán la solución a los puntos sobre justicia transicional y participación política en sus respectivos diálogos de paz con el Gobierno, según ha informado este martes el jefe negociador de la Casa de Nariño para el proceso con el ELN, Frank Pearl.

"Los temas que tienen el mismo marco jurídico e institucional no se pueden repetir. Podrá haber variantes, pero no podemos tener dos soluciones diferentes para el tema de víctimas o el tema político", ha dicho Pearl en una entrevista concedida a RCN Radio.

Estas son dos cuestiones que ya se han acordado con las FARC, aunque son susceptibles de modificación, no solo por el diálogo con el ELN, sino porque los textos de La Habana deberán corregirse tras el triunfo del 'no' en el plebiscito del pasado 2 de octubre.

La justicia transicional pactada por Gobierno y FARC obliga a investigar y sancionar las graves violaciones de los Derechos Humanos y los crímenes internacionales cometidos en el marco del conflicto armado por quienes hayan participado en él, tanto agentes del Estado como guerrilleros.

Plantea tres posibles vías de sanción: una con restricciones de libertades y derechos de entre 5 y 8 años para quienes confiesen desde el principio; otra con privaciones efectivas de la libertad de entre 5 y 8 años para quienes aporten verdad tardíamente; y una última con penas de cárcel de hasta 20 años para quienes se nieguen a reconocer los hechos.

Además, el acuerdo prevé "las más amplias amnistías" para los guerrilleros por delitos políticos y conexos y contempla un "trato equitativo" para los miembros de la Fuerza Pública --militares y policías--.

En el apartado de participación política, las partes acordaron que, una vez completados el desarme y la desmovilización, el partido nacido de las FARC podrá concurrir a sus primeras elecciones en 2018 y se le eximirá del requisito de haber obtenido el tres por ciento de los votos depositados en los comicios al Senado o la Cámara de Representantes.

También se les garantizará una representación mínima de cinco senadores y cinco diputados durante los próximos dos períodos electorales. "Solo se asignarán las que faltaren para completar cinco escaños, de tal manera que cuando la lista obtenga cinco o más, no se les asignará ninguno adicional", explica el Alto Comisionado para la Paz.

Hasta que puedan lograr representación parlamentaria, las FARC tendrán tres portavoces en el Senado y otros tres en la Cámara de Representantes para participar "exclusivamente" en los trámites relacionados con el acuerdo de paz.

GUERRILLAS DISTINTAS

Pearl ha subrayado que, pese a la coincidencia en estos dos temas, los procesos de paz de las FARC y el ELN se abordarán de forma distinta porque hay marcadas diferencias entre ambas guerrillas que deben tener su reflejo en la mesa de negociaciones.

"Las FARC son un ejército comandado y con control y el ELN es más miliciano y el contacto entre sus miembros es distinto (...) y esto requiere un proceso único", ha indicado el jefe de la delegación de paz del Gobierno.

No obstante, ha aclarado que los procesos van a transcurrir en paralelo y se establecerán mecanismos para lograr "sincronía", conforme al objetivo del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, de conseguir "una paz completa".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies