Al Fatá afirma que el nuevo documento político de Hamás no aporta nada nuevo

Publicado 03/05/2017 4:02:41CET

MADRID, 3 May. (EUROPA PRESS) -

El Movimiento Al Fatá ha subrayado este martes que el nuevo documento político desvelado por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) no aporta nada nuevo, según ha informado la agencia oficial palestina de noticias, WAFA.

"Ser realista desde el punto de vista político es algo bueno si es dentro del marco de la unidad y del consenso nacional y si las políticas están en armonía con las resoluciones internacionales y no son ambiguas ni inconsistentes", ha dicho.

Así, ha se ha preguntado si "Hamás busca realmente la unidad nacional al adoptar esta posición, o si sólo presenta sus credenciales", recalcando que "nada apunta a que Hamás esté actualmente avanzando hacia la unidad nacional.

Por su parte, el portavoz de Al Fatá, Osama Qawasmi, ha subrayado que el documento publicado por el movimiento islamista es "prácticamente idéntico" a la postura adoptada por la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) en 1988.

El lunes, el líder del brazo político de Hamás, Jaled Meshaal, anunció que su grupo acepta la creación de un estado palestino con las fronteras de 1967, aunque sin reconocer al Estado de Israel ni renunciar a ninguno de los derechos históricos del pueblo palestino.

"Sin comprometer su rechazo de la entidad sionista, Hamás considera el establecimiento de un Estado palestino totalmente soberano e independiente, con Jerusalén como capital sobre las líneas del 4 de junio de 1967, con el retorno de refugiados y desplazados a sus hogares de los que fueron expulsados como fórmula de consenso nacional", señala el documento.

A pesar de aceptar un Estado palestino solo en una parte de este territorio, el nuevo documento no renuncia al objetivo de "liberar toda Palestina" ni habla de una solución de dos estados.

El texto, que destaca que el conflicto en Palestina no es religioso, también afirma que la lucha de Hamás es "contra el proyecto sionista", no contra la religión judía ni los judíos, y recalca la diferencia entre los judíos y "los ciudadanos israelíes sionistas que ocupan las tierras palestinas".

En su carta fundacional de 1988, Hamás reclamaba todo el territorio del mandato británico de Palestina, que incluye al actual Israel. Además, reconocía su vinculación con los Hermanos Musulmanes de Egipto, una referencia que ahora desaparece.

En la guerra de 1967, Israel ocupó la Franja de Gaza y Cisjordania, incluida Jerusalén Este. Israel se retiró unilateralmente de Gaza en 2005, pero mantiene una importante población de colonos en los asentamientos de Cisjordania que dificulta la creación de un estado palestino como el que defiende el otro gran partido palestino, Al Fatá, desde hace años.

Israel advirtió tras conocerse el nuevo documento político de Hamás de que el grupo está intentando engañar al mundo. "Hamás está intentando engañar al mundo pero no lo conseguirá", aseguró David Keyes, portavoz del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

"Construyen túneles terroristas y han lanado miles de miles de misiles contra civiles israelíes", añadió. "Este es el verdadero Hamás", remachó el portavoz de Netanyahu.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies