Fernández de Kirchner denuncia la incautación de su banda presidencial durante el registro de sus propiedades

Cristina Fernández de Kirchner
REUTERS / AGUSTIN MARCARIAN
Publicado 29/08/2018 3:25:51CET

MADRID, 29 Ago. (EUROPA PRESS) -

La expresidenta de Argentina Cristina Fernández de Kirchner ha denunciado este martes la incautación de su banda presidencial y la de su marido, el también exmandatario argentino Néstor Kirchner, durante el registro de sus propiedades en el marco del caso conocido como 'los cuadernos de las coimas'.

"Me acabo de enterar que entre los objetos que mandó a secuestrar Bonadio de mi casa de El Calafate estaban las bandas y bastones presidenciales de Néstor y míos. La violación de los derechos y garantías sin límite", ha señalado la exmandataria a través de su cuenta en la red social Twitter, refiriéndose al juez federal Claudio Bonadio.

Fernández de Kirchner denunció este viernes al juez federal por "abuso de autoridad" porque sus abogados no pudieron estar presentes en uno de los registros efectuados el día anterior en dos de sus propiedades por el caso en el que se investiga una presunta red de cobro de sobornos para adjudicar obras públicas durante los gobiernos Kirchner.

Carlos Beraldi, uno de los representantes legales de la expresidenta, contó que acompañó a los agentes hasta el domicilio de la líder izquierdista en el barrio bonaerense de Recoleta y una vez allí "sonó el teléfono celular del jefe del operativo", tras lo cual, "en base a las expresas instrucciones que le fueron impartidas" por Bonadio, le dijo que "debía abandonar inmediatamente el inmueble".

El letrado ya avanzó el mismo jueves, nada más ser expulsado del apartamento, que pediría la nulidad del registro y denunciaría a Bonadio.

Agentes de la Policía Federal inspeccionaron el jueves la casa de Recoleta y la vivienda familiar de los Kirchner en Río Gallegos en busca de dinero oculto y otras pruebas. En el primer inmueble, donde actualmente vive la ex mandataria sudamericana, el registro duró 13 horas.

Al día siguiente, el registro se extendió a una tercera propiedad familiar en El Calafate, en la provincia de Santa Cruz, donde tanto Néstor Kirchner como Cristina Fernández lanzaron su carrera política, de acuerdo con el periódico local 'La Nación'.

Los registros comenzaron apenas 24 horas después de que el Senado acordara por unanimidad autorizar los registros en las propiedades de Fernández de Kirchner. La Cámara Alta, en la que ahora ocupa un escaño, solo puso como condición que las inspecciones se realizaran con "decoro" dada la condición de expresidenta.

Horas antes, Fernández de Kirchner publicó una carta abierta en la que daba luz verde a los senadores 'kirchneristas' para que votaran a favor de los registros, alegando que no tiene nada que esconder. Solo pidió a los agentes que no rompieran nada.

Los 'cuadernos de las coimas' fueron elaborados por Óscar Centeno mientras trabajaba como chófer de un alto cargo del Gobierno Kirchner. En ellos, supuestamente, fue apuntando el dinero que se entregaba y se cobraba para la adjudicación de obras públicas durante las Presidencias de Néstor Kirchner y su mujer.

Fernández de Kirchner es objeto de numerosas investigaciones judiciales, la mayoría por corrupción, aunque la más grave se basa en la denuncia presentada por el difunto fiscal del caso AMIA, Alberto Nisman, por presuntamente encubrir a los sospechosos iraníes del mayor atentado cometido en Argentina.

Contador