Las FFAA de Israel cuestionan que la bebé de ocho meses muriera por los enfrentamientos del lunes en Gaza

Publicado 15/05/2018 15:22:15CET

MADRID, 15 May. (EUROPA PRESS) -

Las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF) han cuestionado este martes que la bebé de ocho meses Leila al Ghandour muriera por la inhalación de los gases lacrimógenos empleados para reprimir las protestas del lunes en la Franja de Gaza.

"Tenemos varias piezas de pruebas que cuestionan la veracidad de esta declaración", ha dicho el portavoz de las IDF Avichai Adraee, en declaraciones recogidas por la prensa israelí.

Al Ghandour es una de las 60 víctimas mortales que dejaron los enfrentamientos del lunes entre los agentes hebreos y los manifestantes palestinos en la frontera de la Franja de Gaza. A ellas hay que sumar más de 2.700 heridos.

La escalada de violencia en la zona se ha reactivado por el 70º aniversario de la 'Nakba' --el éxodo palestino por la creación del Estado de Israel, que se conmemora cada 15 de mayo-- y por el traslado de la Embajada estadounidense a Jerusalén.

Naciones Unidas ha advertido de que el uso excesivo de la fuerza por parte de las IDF, que emplearon fuego real contra los manifestantes, puede constituir un crimen de guerra. Occidente ya ha pedido una investigación imparcial. Está previsto que el Consejo de Seguridad se reúna de urgencia este martes.

Las únicas voces discrepantes son Israel y Estados Unidos, que han depositado toda la culpa en Hamás, por incitar a los palestinos de la Franja de Gaza a dirigirse contra las fuerzas judías, exponiéndoles a "un terrible riesgo".