La filial de Al Qaeda en el Sahel publica un vídeo de las rehenes francesa y colombiana en su poder

Las rehenes francesa y colombiana secuestradas por un grupo leal a Al Qaeda
SITE INTELLIGENCE GROUP
Publicado 14/06/2018 14:10:34CET

MADRID, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

La coalición islamista Jama'a Nusrat ul Islam wa al Muslimin (JNIM, Frente de Apoyo para el Islam y los Musulmanes), una alianza que ha jurado lealtad a Al Qaeda, ha publicado un vídeo de las rehenes francesa y colombiana que mantiene secuestradas.

En la grabación, publicada en las redes sociales, aparecen la cooperante francesa Sophie Petronin, secuestrada el 24 de diciembre de 2016 en Gao, en el noreste de Malí, y la religiosa colombiana Gloria Cecilia Narvaez, secuestrada el 7 de febrero de 2017 en Karangasso, en el sur de este país y cerca de la frontera con Burkina Faso.

En las imágenes, tomadas el 7 de junio según cuenta la francesa, se ve a Petronin tumbada en el suelo de lo que parece una tienda de campaña recibiendo el cuidado y la atención de la religiosa colombina.

Además, Petronin, de 75 años, se dirige al presidente francés, Emmanuel Macron, al que le recuerda su compromiso de "proteger a los franceses" y lamenta que en su caso "no ha pasado nada".

"Creo que para ustedes yo no represento gran cosa, soy perfectamente consciente, y lamento no poder disfrutar de mi familia lo que me quede de vida", añade en la grabación, subrayando que no es "ni un peligro político ni económico".

"Siento que me habéis olvidado, no es grave, pero de rehén olvidada voy a pasar a ser rehén sacrificada", advierte la cooperante, que también se dirige durante la grabación a su hijo, al que le cuenta que está "muy agotada", según ha informado SITE, un organismo que hace seguimiento de las organizaciones yihadistas.

Por su parte, Narvaez también lanza un mensaje directamente a la cámara, en su caso al Papa Francisco, la que pide que intervenga por Petronin, que está "realmente enferma", asegura.

El grupo yihadista, que aglutina varias facciones activas en la zona del Sahel, ya había publicado anteriormente otras pruebas de vida de las dos rehenes y en una de ellas había llegado a pedir un rescate.