Filipinas admite que conocía la visita de la relatora de la ONU pero dice que pidió que la "reconsiderara"

 

Filipinas admite que conocía la visita de la relatora de la ONU pero dice que pidió que la "reconsiderara"

Publicado 06/05/2017 7:06:56CET

MADRID, 6 May. (EUROPA PRESS) -

Ernesto Abella, portavoz del presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ha reconocido este sábado que el Gobierno tenía información de la visita de la relatora especial de Naciones Unidas sobre Asesinatos Extrajudiciales, Agnes Callamard, pero que le solicitó que "reconsiderara" su viaje.

En un comunicado, el portavoz del Palacio de Malacañang ha reaccionado así a la postura de Callamard, que en otro documento ha explicado que sí informó al Ejecutivo filipino de su viaje y que, efectivamente, éste recibió el mensaje.

Abella ha explicado que desde Manila se le solicitó que "reconsiderara" su viaje porque, ha explicado, una delegación filipina quería encontrarse con ella en Ginebra (Suiza), en el marco de la presentación del informe del historial de Derechos Humanos ante la revisión periódica universal de la ONU.

Esta delegación, liderada por Alan Peter Cayetano, se encuentra ya en suelo suizo, donde el lunes presentará el documento con el que tratarán de rebajar la preocupación internacional por las presuntas violaciones de Derechos Humanos en el marco de la denominada 'guerra contra las drogas' de Duterte.

"Ella ha evitado, convenientemente, desvelar que cuando el Alto Comisionado de Naciones Unidas sobre derechos Humanos en Ginebra informó a la misión de Filipinas, la misión le pidió que reconsiderara su viaje, ya que la delegación filipina iba a estar en Ginebra al mismo tiempo, y esperábamos verla allí, ya que es un lugar apropiado para reunirse", ha explicado, según recoge la cadena ABS-CBN.

Sin embargo, Abella ha asegurado que Callamard respondió el mismo día que salía para Filipinas. "No lo hizo ni con la educación apropiada ni con el tiempo adecuado que corresponde (el trato con) una nación soberana. Mantenemos nuestra postura", ha indicado.

Las declaraciones de Abella llegan después de que Callamard insistiera en que se encuentra en el país "para participar en una conferencia académica sobre asuntos relacionados con las drogas". "Es algo rutinario para los relatores especiales visitar diferentes países para asistir a conferencias o actos, pero estas actividades no son visitas oficiales al país", ha señalado.

"Mi estancia actual en Filipinas no es una visita oficial, así que no hablaré sobre la situación del país y tampoco presentaré ningún informe al Consejo de Derechos Humanos", ha indicado.

El jueves, el portavoz del Palacio de Malacañang aseguró que desde el Gobierno estaban "defraudados" ante la visita de Callamard, debido a que la relatora "no contactó con el Ejecutivo antes de su visita".

"Rechazo el comunicado del portavoz del presidente, Rodrigo Duterte, que asegura que el Gobierno filipino no fue informado previamente de mi viaje al país", ha indicado la relatora. "El 28 de abril de 2017, el Gobierno fue oficialmente informado de mi visita al país para participar en una conferencia (...) y también de que no se trataba de ninguna visita formal", ha agregado.

Asimismo, la relatora ha asegurado que el Ejecutivo contestó a su notificación con sendas cartas, con fecha del 29 de abril y del 1 de mayo, con un acuse de recibo y con una reacción sobre su visita. "Los contactos sobre esta cuestión continuaron, por teléfono, correo y correo electrónico, entre mi oficina y la misión permanente de Filipinas hasta el 4 de mayo", ha aclarado.

En el comunicado, Abella criticó a Callamard por no haber aceptado una visita oficial al país previamente, a lo que la relatora también ha respondido, "cuestionando" tal afirmación. "El año pasado rechacé las condiciones que me impuso el Gobierno para la visita, ya que no cumplían ni con las normas ni con los métodos de trabajo del Consejo de Derechos Humanos", ha explicado.

"Estoy deseando mantener un compromiso positivo con el Gobierno de Filipinas sobre cuestiones de interés con respecto a mi mandato. Y sigo profundamente comprometida con la realización de una visita oficial al país", ha concluido.

El pasado mes de diciembre, el Gobierno de Filipinas decidió cancelar un viaje de la relatora, relacionado con la preocupante cifra de muertos en el marco de su conocida como 'guerra contra las drogas'.

El ministro de Asuntos Exteriores de Filipinas, Perfecto Yasay, explicó que la decisión de cancelar la visita de Callamard respondía a su negativa a aceptar las condiciones impuestas por el Ejecutivo de Duterte para la celebración del mismo.

Callamard había agradecido a Filipinas su invitación para examinar la situación de los asesinatos y ejecuciones sumarias, arbitrarias y extrajudiciales, razón por la cual tenía previsto visitar el país durante el primer trimestre de 2017.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies