Filipinas anuncia que el líder de Abú Sayyaf en Joló podría rendirse próximamente debido a su edad

Comandante Nelson Allaga de Filipinas
ROMEO RANOCO
Publicado 14/04/2017 5:32:32CET

MADRID, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

El comandante del Mando de Mindanao Occidental, el teniente general Carlito Gálvez Jr., ha anunciado este jueves que el principal líder del grupo insurgente filipino Abú Sayyaf en la península de Joló, Radulan Sahiron, quiere rendirse próximamente debido a su avanzada edad.

Sahiron, que se hizo con el control del grupo en la isla filipina en 2006, está buscado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, que ha ofrecido una recompensa de un millón de dólares por información que conlleve a su detención.

Gálvez ha explicado que el plan de rendición de Sahiron ha sido desvelado por varios líderes del grupo, también de la isla de Joló, tras la última ofensiva del Ejército filipino contra el grupo, según ha informado el diario filipino 'Phil Star'.

Sin embargo, el jefe de Abú Sayyaf, que tiene más de 80 años, habría establecido una serie de condiciones para su rendición que incluye, entre otras, que quede bajo custodia de las autoridades filipinas. "No quiere ser extraditado ni a Estados Unidos ni a ningún otro país", ha señalado el teniente.

El interés de Estados Unidos responde al secuestro de uno de sus ciudadanos, Jeffrey Schilling, de 25 años, en el año 2000, que Washington atribuye a Sahiron. Abú Sayyaf amenazó con decapitarlo como "regalo de cumpleaños" a la entonces presidenta del país, Gloria Macagapal Arroyo (2001-2010).

Convertido al Islam, Schilling fue secuestrado en agosto de 2000 después de visitar a los rebeldes con su esposa, prima de uno de los miembros del grupo insurgente. En el año 2000, Abú Sayyaf secuestró a cerca de 40 personas, entre ellos 21 trabajadores y turistas en un asalto a un centro de buceo en Malasia. La mayor parte de ellos fueron liberados después de que Libia pagara un importante rescate.

La semana pasada, el presidente, Rodrigo Duterte, acudió al hospital a rendir homenaje a una treintena de soldados heridos en un enfrentamiento que el Ejército mantuvo con el grupo cuando trataban de rescatar a dos rehenes, un vietnamita y un indonesio, capturados por el grupo de Sahiron.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies