Gobierno ordena a sus compatriotas en Nigeria que no trabajen hasta que no liberen a filipinos secuestrados

Actualizado 22/01/2007 7:05:43 CET

MANILA, 22 Ene. (EP/AP) -

La presidenta de Filipinas, Gloria Macapagal Arroyo, exhortó este lunes a los trabajadores filipinos que realizan sus labores en Nigeria a que no fuesen a trabajar hasta que no sean liberados los seis marineros que fueron secuestrados durante el fin de semana.

Estos seis marineros se dirigían el sábado en un barco mercante a la ciudad nigeriana de Warri, al sur del país, cuando un grupo de pistoleros no identificados les secuestraron, según confirmaron fuentes oficiales nigerinas y filipinas.

La presidenta Arroyo, que supervisa la situación en Nigeria, ordenó una suspensión temporal en el despliegue de trabajadores en la nación africana "hasta que la seguridad de nuestros compatriotas esté garantizada".

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Filipinas, Eduardo Malaya, señaló que el Gobierno de su país está coordinando con las autoridades nigerianas federales y estatales los esfuerzos pertinentes para liberar a los marineros. "Nos estamos centrando en la liberación de los marineros filipinos", dijo.

Cerca de 3.900 filipinos trabajan en Nigeria, la mayor parte de ellos en la industria petrolera.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies