Hombres armados enmascarados secuestran a tres activistas de izquierda en el norte de Filipinas

Actualizado 30/06/2006 11:20:50 CET

MANILA, 30 Jun. (EP/AP) -

Tres activistas de izquierdas fueron secuestrados el pasado lunes por un grupo de hombres enmascarados en el norte de Filipinas, según denunció hoy la organización de derechos humanos Karapatan. El jefe militar de la zona ha negado cualquier implicación en los hechos, no sin especificar que los tres desaparecidos son rebeldes comunistas.

Tres estudiantes de la Universidad de Filipinas --dos mujeres y un hombre-- desaparecieron el pasado lunes en una aldea rural de las afuerzas de la localidad de Hagonoy, según la secretaria general de Karapatan, Marie Hilao-Enríquez. A los tres se les vendaron los ojos y les obligaron a montar en un microbús de pasajeros a punta de pistola, añadió.

La secretaria general aseguró que más de 170 activistas de izquierda y supuestos rebeldes comunistas han sido víctimas de "desapariciones forzadas" desde que la presidenta Gloria Macapagal Arroyo asumió el poder en 2001. Asimismo, más de 600 izquierdistas y simpatizantes han muerto a manos de las fuerzas de seguridad desde esa misma fecha, añadió Karapatan.

El director del Consejo de Estudiantes de la Universidad de Filipinas, Juan Paolo Alfonso, declaró que algunos testigos aseguraron que los hombres armados arrancaron la camisa a una de las mujeres, Karem Empeno, y la utilizaron como venda. "Quién sino los militares tendrían motivo para hacer algo así", se preguntó Alfonso.

El comandante de la Séptima División de Infantería del Ejército que opera en la región, general Jovito Palparan, declaró que los tres eran miembros del Ejército del Pueblo Nuevo y estaban recaudando fondos a los propietarios de pesquerías de la zona.

En todo caso, aseguró que sus tropas no tienen nada que ver con el hecjo, aun reconociendo que otros militares pertenecientes a otras unidades, en particular a los servicios de Inteligencia, podrían ser los secuestradores.

"Según nuestras investigaciones, muchas personas están felices de que hayan desaparecido porque estaban amenazando y extorsionando para conseguir dinero de ellas, y por tanto nosotros estamos felices de que se hayan ido", declaró el militar a The Associated Press.

Según Alfonso, Empeno es una socióloga que estaba investigando a las comunidades rurales en Hagonoy, a unos 40 kilómetros al noroeste de Manila, para su tesis de graduación.

La segunda mujer, Sherlyn Cadapan, está embarazada y es una antigua responsable del Consejo de Estudiantes que trabaja en la investigación de un grupo de campesinos en la provincia de Bulacan, donde se encuentra Hagonoy. De momento no hay datos sobre el hombre secuestrado, Manuel Merino, añadió Alfonso

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies