Los obispos católicos filipinos se muestran contrarios a un proceso de destitución contra Arroyo por ahora

Actualizado 10/07/2006 16:04:02 CET

MANILA, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

La influyente Conferencia Episcopal de la Iglesia Católica filipina (CBC) afirmó hoy que "en estos momentos" no está a favor de que se abra un proceso de destitución contra la presidenta filipina, Gloria Macapagal Arroyo, para establecer la verdad sobre si la jefa de Estado cometió fraude en las presidenciales de 2004, según recogen los medios locales.

En su comunicado, la CBCP dijo hoy que "en estos momentos no está inclinada a favor del proceso de 'impeachment'". Los obispos filipinos afirman, no obstante, respetar "la posición de individuos o grupos que desean seguir utilizando el proceso de 'impeachment' para llegar a la verdad".

En este sentido, advierten de que "a menos que (...) todas las partes participantes, tanto a favor como en contra, actúen guiadas por ningún otro motivo que no sea la verdadera preocupación por el bien común, el 'impeachment' servirá una vez más como un ejercicio no productivo, consternando a todos los ciudadanos y ahondando su percepción negativa de los políticos de izquierda, derecha y centro".

La postura de los obispos figura en una declaración pastoral emitida al término de la sesión plenaria celebrada este fin de semana y que fue leída por el presidente de la Conferencia Episcopal, el arzobispo de Jaro, Angel Lagdameo.

Por otra parte, los obispos se declararon a favor de una "reforma profunda" de la Comisión Electoral para "restaurar la confianza en nuestro proceso electoral". Para la Conferencia Episcopal filipina, todo el proceso electoral, "incluido el recuento de votos, tiene que ser reformado y modernizado antes de las próximas elecciones".

Asimismo, los obispos se pronunciaron duramente en contra de los asesinatos extrajudiciales, que atribuyeron a las fuerzas de seguridad gubernamentales y a los rebeldes, afirmando que "la defensa de los Derechos Humanos y la dignidad humana" deben ser "imparciales".

"Nos sumamos a las voces que han denunciado el creciente número de asesinatos extrajudiciales" de periodistas y activistas, muchos de ellos sospechosos de ser simpatizantes de los rebeldes comunistas, "presuntamente por algunos elementos ultraderechistas dentro del Ejército".

Al mismo tiempo, añaden los purpurados filipinos, "no podemos cerrar nuestros ojos al gran número de asesinatos extrajudiciales que a veces no salen a la luz en la prensa pero que son conocidos en nuestras diócesis". Según los obispos, estos asesinatos son cometidos presuntamente por "insurgentes".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies