Filipinas pide no fiarse de cifras no oficiales de civiles muertos en Marawi

 

Filipinas pide no fiarse de cifras no oficiales de civiles muertos en Marawi

Publicado 11/07/2017 7:45:27CET

MADRID, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Defensa de Filipinas, Delfín Lorenzana, ha pedido a la ciudadanía que sea cauta a la hora de hacer caso a las informaciones que se publican acerca de las cifras de civiles muertos en la ciudad de Marawi, donde según el último balance oficial han muerto algo menos de 40 civiles.

En concreto, Lorenzana ha hecho referencia a un artículo publicado en el diario 'The Daily Tribune' en el que aseguran que cerca de 2.000 civiles han sido asesinados en los enfrentamientos que se desarrolla en la ciudad entre el Ejército y el grupo Maute, integrado por antiguos miembros de la guerrilla del Frente Moro de Liberación Nacional (FMLN) y combatientes extranjeros.

"Estas informaciones no están verificadas", ha señalado en un comunicado recogido por el diario 'Inquirer'. "Las operaciones todavía continúan y las autoridades pertinentes están todavía asesorando, consolidando y verificando los datos de la ciudad de Marawi", ha agregado.

"Evitemos compartir datos y cifras que no están verificados y detengamos la proliferación de noticias falsas que lo único que hacen es provocar una alarma exacerbada y pánico y confusión entre nuestra gente", ha añadido.

Asimismo, ha insistido en que este tipo de información no sólo va "en detrimento" de las operaciones militares contra Maute, sino que también "daña la economía y la imagen internacional" de Filipinas como país.

En su último balance, el palacio de Malacañang ha indicado que, de acuerdo con el recuento de víctimas mortales realizado hasta el domingo por la tarde (hora local), un total de 507 personas han fallecido durante el asedio de Marawi, de las cuales 379 son terroristas, 89 miembros de las fuerzas filipinas y 39 civiles.

Marawi, con más de 200.000 habitantes, está asediada, principalmente, por integrantes de Maute en un aparente intento por esconder al líder del grupo insurgente Abú Sayyaf, Isnilon Hapilon.

Las autoridades tenían previsto detener al líder del grupo el 23 de mayo después de recibir información de que se encontraba en la ciudad.

Si bien consideraron que éste había huido de la ciudad, Lorenzana explicó la semana pasada que Hapilon, uno de los terroristas más buscados del mundo, sigue escondido en Marawi.

"Según la última información que hemos obtenido (Hapilon) sigue en Marawi. De hecho, hay datos de esta mañana (ayer) que nos dicen que está escondido en una de las mezquitas", señaló.

El presidente dijo el pasado mes de abril que Hapilon podría haber muerto en un bombardeo realizado el pasado mes de enero, cuando las Fuerzas Armadas anunciaron que 15 terroristas que acompañaban a Hapilon habían muerto en un bombardeo. Lorenzana confirmó entonces que el líder insurgente había resultado herido de gravedad.

Hapilon se encuentra además en la lista de más buscados del FBI por su papel en el secuestro de 17 filipinos y tres estadounidenses. Sobre él pesa una recompensa de cinco millones de dólares.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies