Filipinas reaviva la idea de amnistiar a los maoístas a pocos días de retomar las conversaciones de paz

 

Filipinas reaviva la idea de amnistiar a los maoístas a pocos días de retomar las conversaciones de paz

Rodrigo Duterte, presidente de Filipinas
REUTERS
Publicado 30/03/2017 7:27:58CET

MADRID, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ha recuperado este miércoles la idea de ofrecer una amnistía a los rebeldes del Nuevo Ejército del Pueblo (NEP), brazo armado del Partido Comunista de Filipinas (CPP), días antes de que se retomen las conversaciones de paz entre ambas partes.

En un discurso pronunciado en Socorro, en el este de la isla de Mindoro, Duterte ha asegurado que puede ofrecer el perdón preseidencial o garantizar amnistías a los miembros del NEP si así lo acepta el Congreso.

"¿Cuántos de los que estáis aquí formáis parte del NEP?", ha preguntado durante su discurso. "No os sintáis avergonzados. ¿No hay ninguno? Es imposible que no haya ninguno por aquí", ha bromeado. "Podemos conceder la amnistía (a los guerrilleros) con la aprobación del Congreso si arreglamos las cosas", ha afirmado.

"Yo creo que con la ayuda de Dios podemos alcanzar la paz con los comunistas durante mi mandato", ha añadido, según recoge la cadena ABS-CBN. "Quizás, sólo quizás. No es una suposición tan descabellada", ha indicado.

El Gobierno y la guerrilla comunista acordaron a mediados de marzo retomar las conversaciones de paz y restaurar la tregua tras varias semanas de enfrentamientos después de que el NEP pusiera fin al alto el fuego el 10 de febrero, acusando al presidente de incumplir los términos del acuerdo.

"El Gobierno no ha cumplido con su obligación de amnistiar y liberar a todos los presos políticos", resaltó el portavoz del NEP, Ka Oris, recordando que las liberaciones debían haber tenido lugar 60 días después del anuncio del alto el fuego, el 28 de agosto de 2016.

En respuesta, el mandatario aseguró que las exigencias de los rebeldes en cuanto a la liberación de presos políticos son "irracionales".

"Ya hice todo lo necesario para liberar a sus líderes y ahora me piden que libere a otros 400 presos políticos (...). No soy el dueño de la República de Filipinas, no decido solamente yo, tengo que consultar con el pueblo y los militares", argumentó.

El NEP, brazo armado del partido comunista integrado por unos 3.000 hombres, opera principalmente en el este y el sur de Filipinas.

El alto el fuego fue pactado en Oslo como parte de un acuerdo que tiene como objetivo acelerar el proceso de paz y acabar con un conflicto que comenzó hace más de 50 años y que se ha cobrado la vida de alrededor de 40.000 personas.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies