Finalizan sin acuerdo las conversaciones entre Grecia y sus acreedores, que se retomarán el jueves

Publicado 25/06/2015 1:48:09CET

BRUSELAS, 25 Jun. (Reuters/EP) -

Las conversaciones entre el Gobierno de Grecia y sus acreedores han finalizado sin acuerdo a primera hora de este jueves, si bien se retomarán a primera hora del día antes de un encuentro entre los ministros de Finanzas de la eurozona.

Fuentes gubernamentales griegas han asegurado que "el Gobierno de Grecia se mantiene firme en sus posiciones", si bien por el momento no han trascendido detalles acerca de las conversaciones.

Horas antes, los ministros de Economía de la eurozona concluyeron sin acuerdo una nueva reunión extraordinaria para tratar de desbloquear el rescate de Grecia --que apenas ha durado algo más de una hora-- debido a la falta de avances en las negociaciones de alto nivel entre el primer ministro heleno, Alexis Tsipras, y las instituciones de la troika.

"Hemos informado a los ministros del proceso y el progreso realizado hasta ahora. Desafortunadamente, no hemos alcanzado un acuerdo todavía, pero estamos determinados a seguir trabajando. El trabajo continuará durante la noche si es necesario", dijo el presidente del Eurogrupo, el socialista holandés Jeroen Dijsselbloem, al término del encuentro.

El Eurogrupo volverá a reunirse este jueves a partir de las 13:00 horas, justo antes de que comience el Consejo Europeo que se había fijado como fecha límite para cerrar un acuerdo sobre el rescate griego.

La troika ha presentado este miércoles una contrapropuesta a la oferta en materia de ajustes y reformas que llevó Tsipras a la cumbre de la eurozona celebrada el pasado lunes, y que fue considerada por los líderes como una buena base para negociar.

Las instituciones, y en particular el Fondo Monetario Internacional (FMI), consideran que los planes de Atenas contienen excesivas subidas de impuestos y pocos recortes de gastos y piden cambios en particular en pensiones.

El acuerdo sobre las reformas con la troika es la condición exigida por el Eurogrupo para desbloquear el último tramo de 7.200 millones de euros del rescate para Grecia, y evitar así que el país suspenda pagos y acabe saliendo del euro. Atenas debe pagar al FMI 1.500 millones de euros el 30 de junio, el mismo día en que se acaba la prórroga del actual rescate.