La fiscal jefe del TPI reclama la detención y entrega al tribunal de Saif al Islam tras su liberación en Libia

Saif Al Islam Gadafi
REUTERS
Publicado 15/06/2017 0:45:27CET

MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

La fiscal jefe del Tribunal Penal Internacional (TPI), Fatou Bensouda, ha reclamado este miércoles la detención y entrega de Saif al Islam, contra el que pesa una orden de arresto emitida por el organismo, días después de su liberación por parte de una milicia afín al gobierno del este de Libia.

En su comunicado, Bensouda ha recalcado que su oficina "está intentando verificar" las informaciones sobre la liberación del hijo del fallecido líder libio Muamar Gadafi, así como su paradero actual.

"A tal fin, pido a las autoridades de Libia, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que envió la situación en Libia a mi oficina, a todos los estados parte del Estatuto de Roma y al resto de estados y entidades relevantes, que den a mi oficina cualquier información relevante que posean", ha manifestado.

Así, ha recordado que la orden de arresto emitida en junio de 2011 contra Saif al Islam por crímenes contra la Humanidad sigue siendo válida, añadiendo que "Libia está obligado a arrestarle inmediatamente y entregarle al TPI, independientemente de cualquier supuesta ley de amnistía en Libia".

"Ayudar a un fugitivo a escapar de la justicia es algo que no debe ser tolerado, y Saif al Islam debe ser puesto bajo custodia del TPI", ha recalcado, renovando además su llamamiento al "arresto inmediato" de Mohamed Jaled al Tuhami, sobre el que pesa otra orden de arresto por crímenes contra la Humanidad en el país árabe.

La milicia libia Abú Bakr Al Sidiq, afín al gobierno del este de Libia --respaldado por las fuerzas militares del mariscal de campo Jalifa Haftar--, puso el sábado en libertad a Saif al Islam, retenido durante más de seis años en la localidad de Zintan.

El comandante de las milicias, Ajmal al Atiri, precisó que Saif al Islam fue liberado gracias a una "ley de amnistía" promulgada por Parlamento de Tobruk, el órgano legislativo que sustenta al gobierno oriental --uno de los tres ejecutivos en liza por el control del país, sumido en el caos desde hace seis años--.

El hijo de Gadafi fue condenado por crímenes de guerra cometidos durante la revuelta de 2011, que acabó con el régimen del coronel, que murió a manos de milicianos rebeldes en Sirte el 20 de octubre de ese año.

En julio de 2016, el Gobierno libio reconocido internacionalmente reiteró que los cargos impuestos contra Saif al Islam, eran "demasiado graves como para ser perdonados", tras la amnistía anunciada por el gobierno del este del país.

En este sentido, la Fiscalía de Trípoli recalcó el lunes que la liberación de Saif al Islam supone una obstrucción a la justicia, agregando que los responsables serán juzgados, según informó el diario local 'The Libya Herald'.

El vicefiscal general de la capital, Ibrahim Masud, resaltó además que contra Saif al Islam pesa una orden de arresto por parte del TPI, que la milicia de Zintan que le retenía se negó a satisfacer.

Por su parte, los consejos municipal y militar de Zintan han condenado la liberación de Saif al Islam, resaltando que supone una "traición" a quienes combatieron contra el régimen de Muamar Gadafi.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies