Los fiscales defienden que Karadzic fue la "fuerza impulsora" detrás del genocidio en Bosnia

Radovan Karadzic ante el TPIY en julio de 2013
MICHAEL KOOREN / REUTERS
Actualizado 04/07/2015 0:01:06 CET

LA HAYA, 29 Sep. (Reuters/EP) -

Los fiscales han defendido este lunes, en su alegato final ante el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY), que el presidente serbobosnio Radovan Karadzic fue la "fuerza impulsora" que estaba a cargo de la campaña de genocidio para limpiar Bosnia de la población que no fuera serbia.

Los fiscales quieren la pena máxima de cadena perpetua contra Karadzic, una de las figuras clave durante la guerra de 1992-1995 en Bosni que dejó 100.000 muertos.

Al concluir cuatro años de audiencias, el fiscal Alan Tieger ha argumentado ante los jueces del TPIY que Karadzic se jactó en la época de sus intenciones de acabar con la población no serbia. "Tras cientos de testigos, 80.000 páginas de transcripciones, y 10.000 exposiciones, la política de limpieza étnica ha quedado finalmente expuesta y Karadzic era su fuerza impulsora", ha subrayado Tieger.

Karadzic se enfrenta a los cargos de genocicio por la matanza de más de 8.000 hombres y niños musulmanes en Srebrenica, en la peor masacre en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. Asimismo, se le considera responsable del asedio de 43 meses de la capital bosnia, Sarajevo, en el que murieron más de 5.000 civiles.

MILES DE MUERTOS

Hubo "miles de muertos, cientos de localidades destruidas, multitudes de personas desplazadas a la fuerza", ha relatado Tieger en el tribunal. Según el fiscal, Karadzic, que actualmente tiene 69 años, usó la violencia y el terror para crear un estado serbio dentro de la multiétnica Bosnia, que comenzó justo días antes de que el país declarara su independencia de Yugoslavia.

Tieger ha dado ejemplos de tres personas de cuyas muertes es responsable Karadzic: un padre muerto en la masacre de Srebrenica, una madre muerta en los bombardeos del mercado de Sarajevo donde había ido a comprar leche, y un médico abatido en el conocido campo de prisioneros de Omarska.

"Pese a que sabían que les esperaba la muerte, muchos de los hombres estaban tan sedientos que gritaban 'dadnos agua y luego matarnos', les ordenaron que se bajaran de los autobuses cinco cada vez, se tumbaran y luego les dispararon", ha relatado Tieger, describiendo una masacre.

Karadzic, que estaba presente en la sala, ha escuchado el argumento final de los fiscales. También estaban presentes en la sala familiares de las víctimas, que han subrayado que estos crímenes son la punta del iceberg.

"El fiscal ha dicho muchas cosas buenas, pero creo que ocurrieron cosas mucho peores de lo que el fiscal ha dicho al tribunal", ha subrayado Munira Subasic, presidenta de Madres de Srebrenica.

KARADZIC SE DEFIENDE A SÍ MISMO

Karadzic, que ha ejercido su propia defensa, rechaza al tribunal, argumentando que es una herramienta de la OTAN, cuyos bombardeos pusieron fin a la guerra. Está previsto que presente sus propios argumentos finales este miércoles. El exdirigente serbobosnio asegura que no estaba al cargo de las personas que cometieron las masacres.

Pero Tieger ha asegurado que éste no es el caso. "Hubo una cadena de mando desde los presidentes municipales a Karadzic", ha aseverado el fiscal. "Cuando la gente sobre el terreno en los municipios desobedecían las órdenes de Pale (la capital serbobosnia), algunos fueron apartados de sus puestos o sometidos a procedimientos disciplinarios conocidos como 'plancha'", ha explicado.

Imputado desde el 25 de julio de 1995, Karadzic está acusado de genocidio, crímenes contra la Humanidad y violaciones de las leyes y usos de guerra cometidas en la guerra de Bosnia-Herzegovina (1992-1995). Karadzic está bajo custodia del TPIY desde el 30 de julio de 2008 y el juicio en su contra comenzó el 26 de octubre de 2009.

La acusación terminó su fase el 25 de mayo de 2012, tras haber llamado a declarar en persona a 195 testigos. El tribunal que lleva la causa llamó a un único testigo. Por su parte, la defensa comenzó su fase del proceso el 16 de octubre de 2012 y la concluyó el 1 de mayo de 2014 tras haber llamado a 238 testigos.

Desde su creación, el TPIY ha procesado a 161 personas por graves violaciones de las leyes humanitarias cometidas en los territorios de la antigua Yugoslavia entre 1991 y 2001. En total, la corte ha concluido los proceso contra 141 personas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies