Fiscalía confirma una operación contra 'Cumhuriyet' por vínculos con Gulen y milicianos kurdos

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Fiscalía confirma una operación contra 'Cumhuriyet' por vínculos con Gulen y milicianos kurdos

Policías turcos en Estambul
OSMAN ORSAL / REUTERS
Publicado 31/10/2016 8:27:31CET

ESTAMBUL, 31 Oct. (Reuters/EP) -

Las autoridades turcas han ordenado este lunes la detención de varios directivos del diario 'Cumhuriyet' acusados de haber cometido crímenes en nombre de milicianos kurdos y del movimiento que lidera el clérigo Fethulá Gulen, que el Gobierno cataloga como organización terrorista, según ha informado la Fiscalía turca.

Las autoridades iniciaron en agosto una investigación sobre varios directivos por las acusaciones de que varias informaciones del diario tenían como objetivo legitimar el golpe de Estado del 15 de julio, según ha señalado la Fiscalía en un comunicado.

El Gobierno turco acusa al clérigo Fethulá Gulen de ser el impulsor de la asonada militar y define a su movimiento como la Organización Terrorista Gulenista. El clérigo ha negado estar implicado en el golpe de Estado.

Este lunes, la Policía ha detenido a Murat Sabuncu, el redactor jefe del diario 'Cumhuriyet', uno de los pocos periódicos críticos con el Gobierno, y ha registrado los domicilios de varios directivos de la cabecera. Los directivos están acusados de cometer crímenes en nombre del movimiento de Gulen y de milicianos kurdos.

El propio diario ha informado de que Sabuncu ha sido puesto bajo custodia, sin que por el momento haya trascendido el motivo de la operación.

La misma tiene lugar en medio de la campaña de las autoridades turcas contra personas presuntamente vinculadas con el clérigo Fetulá Gulen.

Cientos de personas han sido detenidas desde entonces por sus presuntos vínculos con el clérigo, que reside en Estados Unidos. Ankara ya ha reclamado a Washington su extradición.

Miles de académicos, profesores y trabajadores sanitarios se encuentran entre los últimos trabajadores públicos que han sido expulsados de sus cargos mediante la ley de emergencia publicado por la Gaceta Oficial turca.

Turquía ha detenido formalmente a más de 37.000 personas y ya ha despedido o suspendido a 100.000 funcionarios públicos, entre jueces, fiscales, policías y otros trabajadores en una serie de purgas sin precedentes que el Gobierno considera necesario para marginar a los seguidores de Gulen de puestos importantes en la administración turca.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies