La Fiscalía de Corea del Sur cita a Park a declarar el 21 de marzo por el escándalo de corrupción

Park Geun-hye
YVES HERMAN / REUTERS
Publicado 15/03/2017 2:30:22CET

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Corea del Sur ha citado a declarar el 21 de marzo a la expresidenta Park Geun Hye en relación con el escándalo de corrupción en el que se ha visto envuelta, según fuentes del organismo.

El representante legal de Park, Son Bum Kyu, ha afirmado que la exmandataria cooperará con la investigación "a menos que haya circunstancias especiales", según ha informado la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

En caso de comparecer a declarar, se convertirá en el cuarto expresidente en ser interrogado por presuntos crímenes, tras Roh Tae Woo, Chun Doo Hwan y Roh Moo Hyun, quien se suicidó en 2009 en medio de una investigación sobre ganancias ilícitas.

Park fue cesada la semana pasada después de que el Tribunal Constitucional confirmara el resultado del 'impeachment' celebrado por el Parlamento surcoreano en diciembre.

La destitución fue aprobada de forma unánime, con el voto de los ocho jueces que forman parte del organismo --que en un inicio estaba conformado por nueve magistrados, si bien el mandato de uno de ellos acabó el pasado 31 de enero--.

El tribunal entendió que Park "violó la ley" al permitir que su confidente y amiga, Choi Soon Sil --cuya detención en octubre sacó a la luz el escándalo--, tuviera cierta influencia y mediara en asuntos estatales, según ha informado la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

No obstante, rechazó otros cargos citando falta de pruebas, entre ellos, el de abuso de poder a la hora de designar a altos cargos del Ejecutivo.

Asimismo, el Constitucional señaló que en su decisión no se ha tenido en cuenta el papel de Park en el hundimiento del ferry 'Sewol', en 2014, en el que murieron más de 300 personas, que regresó al foco mediático durante el período de 'impeachment'.

El Parlamento surcoreano aprobó el 9 de diciembre un 'impeachment' contra Park, que contó con el respaldo de 40 miembros de su propia formación. La legislatura ha presentado un total de 13 cargos contra la presidenta: cinco violaciones a la Constitución y ocho delitos legales.

La investigación arrancó después de la detención de Choi quien, a pesar de no tener ningún cargo dentro del Gobierno, interfirió en asuntos del Estado para beneficiar a dos ONG de su propiedad, caso que también ha salpicado a los ejecutivos de varios de los conglomerados más importantes del país, entre ellos Samsung.

El vicepresidente y heredero de este 'chaebol', Lee Jae Yong, reconoció que la apartada presidenta obligó a que su compañía financiara con miles de millones de wones a diferentes organizaciones de las que Choi era propietaria, acusaciones que negó públicamente.

Los fiscales encargados del caso han estado investigando el papel de Park a la hora de presionar al Servicio Nacional de Pensiones (SNP) para que éste apoyara la fusión de Samsung con Cheil Industries en 2015, a cambio de que la compañía respaldara económicamente a Choi.

A pesar de haberse disculpado públicamente ante el pueblo, el índice de aprobación de Park ha caído a mínimos históricos. Una serie de parlamentarios escindidos de su partido, recientemente integrados en una nueva formación denominada Partido Bareun, han asegurado que intentarán convertir el escándalo en una oportunidad para reformar el país y recobrar los verdaderos valores del partido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies