Seis años de prisión para 8 ciudadanos que se manifestaron contra Putin

Actualizado 22/01/2014 15:37:06 CET

MOSCÚ, 22 Ene. (Reuters/EP) -

   La Fiscalía ha pedido penas de entre cinco y seis años de prisión para ocho manifestantes que fueron detenidos tras los disturbios que tuvieron lugar en 2012 durante una protesta contra el presidente ruso, Vladimir Putin.

   Los detenidos se enfrentan a penas de hasta ocho años en un caso que dura ya más de dos años y que los opositores han acusado de formar parte de una maniobra para ayudar al presidente ruso a mantener el control durante su tercer mandato como presidente.

   Uno de los acusados, Alexei Polikhovich, se ha defendido este miércoles asegurando que los cargos de que se le acusan son "mentira".

   El juez ha retrasado el juicio hasta el próximo 27 de enero para que el fiscal pueda leer las peticiones de la sentencia, y se espera que el veredicto se haga público la próxima semana.

   El pasado mes de diciembre, cuatro de los manifestantes fueron liberados después de que el Gobierno ruso aprobara una amnistía. Los doce manifestantes fueron detenidos el 20 de junio de 2012 después de haber participado en las manifestaciones de la plaza de Bolotnaya de Moscú en la víspera de la toma de posesión de Vladimir Putin de su tercer mandato presidencial.

   Esta protesta fue posterior a las numerosas manifestaciones que se convocaron ante la consternación de la decisión de Putin de volver al Kremlin después de haber sido primer ministro y para denunciar fraude en las elecciones parlamentarias.

   Este movimiento ha sido la protesta más fuerte a la que se ha tenido que enfrentar el presidente durante sus 14 años en el poder.