La Fiscalía prohíbe salir de Argentina al hombre que le dejó el arma a Nisman

Publicado 23/01/2015 22:24:37CET

BUENOS AIRES, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía ha prohibido salir de Argentina a Diego Lagomarsino, el técnico informático que le prestó al fiscal Alberto Nisman, que investigaba el atentado de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), el arma que fue hallada junto a su cadáver.

"A los efectos de tenerlo a derecho, cualquiera sea su situación procesal, la fiscal solicitó y la jueza dispuso la restricción de salida del país de Lagomarsino, luego de reiterados intentos por ubicarlo", ha informado el Ministerio Público en un comunicado.

Además, ha aclarado, "en relación con lo publicado en distintos medios de comunicación que indicaban que Lagomarsino se encontraba en un hotel protegido por fuerzas de seguridad, que ni la fiscal ni la jueza dispusieron protección alguna".

Lagomarsino, que trabajaba arreglando los ordenadores en la oficina de Nisman, ha contado que el sábado por la noche fue hasta su casa para dejarle una pistola Bersa del calibre 22 porque el fiscal temía por su seguridad.

Según su relato, Nisman le habría confesado que el ex director de Contrainteligencia Antonio Stusio le había advertido el viernes de que corría peligro, aconsejándole que buscara seguridad privada para él y su familia.

La fiscal del caso, Viviana Fein, "está a la espera de la finalización de un peritaje balístico donde se dispuso la toma de muestras, a los efectos del cotejo de ADN, así como si el proyectil extraído del cuerpo (de Nisman) se corresponde con dicho arma".

Fein también "ha dispuesto una serie de medidas que se concretarán antes de finalizar la jornada, a fin de recolectar nuevas pruebas". "Para garantizar el éxito del procedimiento, se mantendrán en reserva los detalles", ha dicho el Ministerio Público.

La muerte de Nisman ha causado una gran conmoción porque se produce una semana después de que el fiscal acusara a la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, y a su ministro de Exteriores, Héctor Timerman, entre otros cargos públicos, de encubrir a los iraníes sospechosos de llevar a cabo el atentado de la AMIA.

El atentado contra la AMIA tuvo lugar el 18 de julio de 1994 y se saldó con 85 muertos y 300 heridos, convirtiéndose así en el mayor ataque terrorista perpetrado en suelo argentino. A pesar de ello, sigue sin resolver porque los sospechosos, cinco iraníes entre los que se encuentran el ex presidente Akbar Hashemi Rafsanjani y el ex ministro de Defensa Ahmad Vahidi, nunca han sido interrogados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies