La Fiscalía turca ordena detener a 73 pilotos por su supuesta implicación en el golpe de Estado

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

La Fiscalía turca ordena detener a 73 pilotos por su supuesta implicación en el golpe de Estado

Un vehículo de las fuerzas de seguridad turcas frente al Palacio de Justicia.
REUTERS
Publicado 27/10/2016 9:29:10CET

ESTAMBUL, 27 Oct. (Reuters/EP) -

La Fiscalía turca ha ordenado la detención de 73 pilotos de la Fuerza Aérea por su supuesta vinculación con el fallido golpe de Estado del 15 de julio, según ha informado este jueves la agencia de noticias Anatolia.

La operación contra supuestos partidarios del clérigo Fethulá Gulen, líder del movimiento Hizmet y al que el Gobierno atribuye estar detrás de la asonada militar, se ha centrado en una base aérea en la provincia de Konya, en el centro del país, y ha afectado a otras 17 provincias.

Otros medios rusos han indicado que van a ser detenidos este jueves más de 200 civiles y soldados por su relación con el fallido golpe de Estado. Desde la asonada militar del 15 de julio, las autoridades de Turquía han arrestado a unas 35.000 personas y han relevado de sus funciones a más de 100.000 en la función pública, la Policía, las Fuerzas Armadas y el poder judicial. Gulen ha negado cualquier implicación con el golpe.

Los últimos sospechosos están acusados de "rebelión armada contra la república de Turquía" y de pertenencia a la que el Gobierno define como la Organización Terrorista Gulenista, en referencia al movimiento Hizmet, según informa la agencia de noticias privada Dogan. Según la agencia Anatolia, 71 de los sospechosos son tenientes.

Las últimas detenciones elevará a más de 300 los pilotos detenidos o relevados de sus funciones en el marco de la investigación sobre la asonada militar. Esta oleada de detenciones llega en un momento en que las Fuerzas Armadas están desarrollando funciones de lucha contra Estado Islámico en Siria y contra los milicianos kurdos que operan en el norte del país, en Irak y en el sureste de Turquía.

La Policía detuvo la semana pasada a 47 militares en una operación centrada en la base de Konya, de los cuales 29 continúan bajo arresto, según la agencia Dogan. Este miércoles, el Gobierno informó de que ha reemplazado a tres cuartas partes de los jefes provinciales de Policía tras el golpe de Estado.

Las autoridades turcas han asegurado que el Ministerio del Interior ha aumentado los esfuerzos para reorganizar la Policía y las instituciones estatales tras el nombramiento a finales de agosto de un nuevo titular del departamento, Suleyman Soylu, considerado como una figura próxima al presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan.

La extensión de la 'purga' de funcionarios y altos cargos supuestamente vinculados con la asonada militar ha provocado las críticas de organizaciones defensoras de los Derechos Humanos y de algunos países aliados occidentales, por considerar que Erdogan ha aprovechado para actuar contra sus detractores con la excusa del golpe de Estado.

El Ejecutivo justifica su actuación por la gravedad de la asonada militar, que acabó con la vida de más de 240 personas y dejó cientos de heridos.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies