Foster se abre a negociar pero se postula de nuevo para ministra principal de Irlanda del Norte

La líder del Partido Democrático Unionista (DUP), Arlene Foster
TOBY MELVILLE / REUTERS
Publicado 05/03/2017 13:58:26CET

MADRID, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

La líder del Partido Democrático Unionista (DUP), Arlene Foster, ha expresado este domingo su voluntad de diálogo para formar un gobierno de coalición tras las elecciones del jueves en las que su partido fue el más votado, aunque a escasa distancia del republicano Sinn Féin. Foster se ha postulado así de nuevo para el cargo de ministra principal de Irlanda del Norte a pesar del rechazo expreso del Sinn Féin.

"Voy a escuchar no solo a quienes votaron al DUP, sino (también) a quienes votaron a otros partidos", ha apuntado Foster en una columna publicada este domingo en el dominical del diario 'The Belfast Telegraph'.

Sin embargo, el DUP ha sufrido un revés histórico con la pérdida de diez diputados y con el ascenso del Sinn Féin, cuya líder, Michelle O'Neill, expresaba este sábado que la consecución de un acuerdo no será fácil aunque lo cree "factible".

Otro dirigente del Sinn Féin, John O'Dowd, ha matizado este domingo que su partido está dispuesto a formar gobierno, aunque no aceptarán que Foster siga siendo ministra principal.

A este ya de por sí complejo escenario político hay que añadir los plazos legales que obligan a los partidos norirlandeses a acordar un gobierno de coalición en tres semanas desde los comicios. De no haber acuerdo, Londres podrá anular la autonomía de Irlanda del Norte y volver al estatus político de 2007.

Las elecciones del jueves fueron convocadas de forma anticipada después de que dimitiera el 9 de enero el líder del Sinn Féin en Irlanda del Norte y viceministro principal, Martin McGuinness, en protesta por la decisión de Foster, quien se negó a apartarse del cargo para facilitar la investigación sobre un polémico programa energético.

La dimisión de McGuiness supuso automáticamente la destitución de Foster --aunque retiene ciertas competencias-- conforme a lo recogido en los protocolos conjuntos del acuerdo de coalición entre republicanos y unionistas.

En virtud de los Acuerdos de Viernes Santo de 1998, que pusieron fin al conflicto con el Ejército Republicano Irlandés (IRA), unionistas y republicanos deben compartir el poder en el gobierno norirlandés.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies