Los franceses se enfrentan a una jornada negra por la huelga en el transporte público

Actualizado 14/11/2007 10:08:06 CET

PARÍS, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los franceses se enfrentan hoy a una auténtica jornada negra por la huelga en el sector del transporte público que ha vuelto a movilizarse en contra de la reforma de los llamados regímenes especiales de jubilación.

A partir de las 20.00 horas de ayer el paro se inció en la red de ferrocarril y hoy es el transporte urbano e interurbano de París y periferia el que se verá afectado. Así, prácticamente no habrá metro, ni autobús, ni tranvía ni trenes de cercanías. La previsión de la Red de Transportes de París (RATP) es que funcione una media de uno de cada diez metros, buses y tranvías.

En el caso del tren, la SNCF prevé la circulación de unos 90 convoyes de alta velocidad en la red nacional, frente a los 700 que lo hacen diariamente.El Eurostar que une París con Londres circulará con normalidad, pero no parará en Calais ni en Lille. Lo mismo pasará con el Thalys que viaja entre la capital gala y Bruselas, Amsterdam y Colonia, que tendrá retrasos de una media hora.

Además, entre París y Lyon sólo se harán ocho trayectos, cinco entre París y Marsella y otros tanto entre París y Nantes. A los usuarios se les recomienda vivamente consultar las páginas web de las empresas de transportes para conocer la situación en detalle.

La previsión es que el tráfico no supere el 25% tanto mañana miércoles como el jueves. La huelga se sabe cuándo empieza pero no cuándo termina, al poder "reconducirse", término usado por los sindicatos franceses para calificar la modalidad del paro. Los franceses temen una larga serie de movilizaciones que se prolonguen en el tiempo, como ya sucedió en 1995.

En cuanto al horizonte del fin de semana, nadie se hace ilusiones y la propia SNCF admite que el tráfico estará todavía "probablemente alterado". El jueves día 15 no circulará ningún Corail, el tren nocturno, ni en la red nacional ni en la internacional.

Por su parte, los trabajadores de las empresas públicas de gas y electricidad (GDF y EDF, respectivamente) aseguraban hoy que no está previsto corte alguno de suministro, pero advertían también de que, en momentos de huelga, no se puede estar "cien por cien seguro".

PLANIFICAR

Los franceses, mientras, se preparan como pueden para sobrellevar el paro en los transportes y diseñan verdaderos planes de actuación para llegar al trabajo con la ayuda de páginas web, medios de comunicación, empresas, trabajadores y particulares.

Entre los sistemas que ya se usaron durante la huelga del pasado 18 de octubre y que ofreció buenos resultados está el del coche compartido. Así, en muchas empresas, los empleados envían correos electrónicos a sus compañeros para ofrecer plazas en su vehículo, detallando el recorrido que hacen y las horas de salida.

Las páginas web de emisoras de radio y medios de comunicación tienen sus propios enlaces para que quienes quieran compartir viaje en coche puedan ponerse en contacto.

Las miles de bicicletas instaladas por el Ayuntamiento de París en la capital volverán a tener mañana un record de éxito y es más que probable que la capital francesa tenga mañana un gran número de bicis y motos por metro cuadrado. Hay quien optará por quedarse en casa y teletrabajar, especialmente directivos y cuadros de empresas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies