Francia aclara que no mediará para que Betancur se una al grupo de víctimas en La Habana

Actualizado 05/07/2015 8:41:14 CET

BOGOTÁ, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

Francia ha aclarado que no mediará para que la ex candidata presidencial Ingrid Betancur forme parte de los grupos de víctimas que van a La Habana para participar en el diálogo de paz entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"No nos toca a nosotros. Es un asunto interno de los colombianos", ha dicho el embajador de Francia en Colombia, Jean-Marc Laforet, en declaraciones realizadas a Caracol Radio desde Medellín.

Laforet ha subrayado que "lo más importante es que todas las buenas voluntades para la reconciliación son bien recibidas para esta fase del proceso".

"Esperamos que esta fase de las negociaciones sea fructífera y que se pueda firmar la paz lo antes posible. Colombia puede contar con todo el apoyo francés en eso", ha añadido.

Un segundo grupo de víctimas ha llegado este miércoles a La Habana para participar en el diálogo de paz, con la destacada ausencia de Clara Rojas, después de la polémica de la última semana en torno a su condición de víctima del conflicto.

Rojas fue capturada en 2002 junto a Betancur en el municipio de San Vicente y fue liberada en 2008 con la 'Operación Jaque'. Las FARC sostienen que Rojas "no tiene derecho" a ser considerada una víctima porque se quedó voluntariamente junto a Betancur, que era el objetivo del secuestro.

DIÁLOGO DE PAZ

Desde el 8 de octubre y el 19 de noviembre de 2012 en Oslo y La Habana, respectivamente, Gobierno y FARC llevan a cabo un diálogo de paz basado en una agenda de seis puntos para poner fin a más de cinco décadas de conflicto armado, en las que han muerto 600.000 personas.

Tras seis meses de intensas negociaciones, finalmente el 26 de mayo de 2013 las partes pactaron sobre desarrollo agrario y rural, el primer punto de la agenda y el más importante para la guerrilla, ya que sobre él pivota toda su lucha armada.

El segundo acuerdo del proceso de paz llegó el pasado 6 de noviembre, sobre participación política. Los puntos clave son el compromiso para crear un estatuto de la oposición, que establezca sus derechos, deberes y garantías, y una reforma electoral, que incluye circunscripciones transitorias.

A ellos se suma un tercer acuerdo alcanzado el pasado 16 de mayo sobre el problema de los cultivos de drogas ilícitas, por el cual las FARC se han comprometido a romper todos sus vínculos con el narcotráfico, una de sus principales fuentes de financiación.

Las partes iniciaron el pasado 12 de agosto las conversaciones sobre el reconocimiento y la reparación a las víctimas, tema al que seguirán el abandono de las armas y el mecanismo de refrendación del acuerdo final de paz.