Despedido el director de 'France-Soir' por publicar las caricaturas de Mahoma

Actualizado 02/02/2006 11:44:50 CET

PARIS, 2 Feb. (Del corresponsal de EUROPA PRESS, Javier Gómez Muñoz) -

El director del diario galo 'France-Soir', Jacques Lefranc, fue despedido ayer por haber reproducido las 12 caricaturas de Mahoma, publicadas el 30 de septiembre por el diario danés 'Jyllands-Posten', que han sido motivo de polémicas en el mundo musulmán.

El propietario del periódico, Raymond Lakah, despidió fulminantemente a su director, en la tarde de ayer, "en señal de fuerte respeto a las creencias y convicciones íntimas de cada individuo", como anunció la publicación mediante un comunicado.

Lakah pidió "disculpas a todas las personas de la comunidad musulmana indignadas o sorprendidas por esta publicación". Francia cuenta con la mayor comunidad musulmana de Europa, unos cinco millones de personas.

No obstante, y a pesar de este despido, la portada de hoy del rotativo sigue con la misma tonalidad y, sobre una foto en la que aparecen varios fieles musulmanes quemando una bandera danesa, puede leerse en grandes caracteres: "Socorro, Voltaire, se han vuelto locos".

Y en páginas interiores argumenta su decisión de ayer: "La libertad religiosa es la libertad de creer, pero también de no creer (...) pero no podría transformarse en la libertad de imponer a toda la sociedad las reglas de una sola convicción".

'France-Soir' critica a quienes quieren convertir las sociedades democráticas en "el Irán de los mulás" o en la "Francia de la Inquisición" y recordó que el Islam prohíbe la representación de Mahoma a sus fieles, pero no a quienes no lo son.

El diario popular publicó ayer en su portada una caricatura del profeta Mahoma como información principal, con un título a toda página en el que podía leerse: "Sí, tenemos derecho a caricaturizar a Dios". En el dibujo, donde sobre una nube estaban Buda, Yahvé, Mahoma y Jesús, este último le dice al profeta del Islam: "No te enfades, Mahoma, aquí nos han caricaturizado a todos".

Resulta extraño, sin embargo, que el propietario del periódico, Raymond Lakhan, haya podido despedir al director, cuando el periódico está en quiebra técnica, y por tanto bajo control de un administrador judicial, que es quien ejerce como responsable de la publicación.

De hecho, el nuevo director, Eric Fauveau, nombrado ayer, ha presentado una de las cinco ofertas para reactivar la empresa que constan judicialmente. Lo que podría provocar un conflicto de intereses en su nueva función.