El Gobierno francés revisará el sistema de reducción de penas para delitos sexuales

Actualizado 05/10/2007 20:20:24 CET

PARIS, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Justicia francesa, Rachida Dati, tiene la intención de revisar el sistema automático de reducción de condenas y reforzar las medidas de seguridad y los cuidados médicos destinados a evitar la reincidencia de los delincuentes sexuales.

En una entrevista que publica hoy el diario 'Le Parisien', Dati justifica la necesidad de modificar la legislación a raíz de la alarma creada por el pedófilo francés Francis Evrard, condenado a 27 años de cárcel, 18 de ellos de reclusión mayor que, a pese a ser considerado como una persona 'peligrosa' salió de prisión una vez cumplidos los 18 primeros años de condena.

"Tenemos la responsabilidad de no dejar a este tipo de individuos en total libertad. No hay nada sorprendente en querer legislar cuando uno se da cuenta, a través de un suceso, de que la ley está incompleta. Se han tomado ya medidas pero pronto se tomarán más", sostiene la ministra.

El pasado 10 de agosto se aprobó una ley de lucha contra la reincidencia en virtud de la cual los delincuentes sexuales y peligrosos que no se curen en la cárcel no podrán beneficiarse de la libertad condicional.

Para poder atender a los reclusos que necesiten este tipo de asistencia, el Gobierno calcula que necesitará aumentar hasta 450 el número de médicos coordinadores, que ahora son 150 por lo que la disposición reglamentaria no podrá aplicarse hasta marzo de 2008. En todo caso, la ley no obliga a nadie a someterse a tratamiento durante su reclusión.

Pero para evitar que un detenido que rechace ser objeto de seguimiento se contente con calcular la fecha de su puesta en libertad gracias al sistema de reducción de condenas, la ministra de Justicia anuncia que pondrá sobre la mesa este asunto para los delitos graves. "No quiero que ningún condenado sepa de antemano que no cumplirá la totalidad de la pena", subraya.

"Es una medida justa. Que un individuo condenado a 27 años de cárcel tenga la certeza casi absoluta de que no cumplirá más que 18 es una forma de injusticia", agrega Dati. "No cuestiono el principio de reducción de la condena, pero los medios para lograrla se revisarán", apostilla.

CENTROS PARA PEDOFILOS

En cuanto a los delincuentes sexuales que han cumplido su condena pero que presentan un riesgo claro de reincidir, Dati anuncia que será necesaria una ley para crear centros cerrados reservados a pedófilos que han cumplido condena pero que tienen que continuar bajo vigilancia. Este proyecto, que responde a un compromiso del presidente de la República, Nicolas Sarkozy, verá la luz en 2009.

En la misma línea se enmarca la extensión del uso del brazalete electrónico movil para mejorar la vigilancia judicial cuando el recluso abandona el centro penitenciario. En cuanto a los detenidos que presentan graves desarreglos psiquiátricos y cuyo lugar no está en una celda, serán transferidos a hospitales penitenciarios, es decir, unidades vigiladas por funcionarios de prisiones en hospitales psiquiátricos.

Según 'Le Parisien', en julio de 2007 había en Francia un total de 8.411 detenidos condenados por delitos sexuales, es decir el 18% de la población reclusa, una cifra que se ha multiplicado por cinco en los últimos 25 años.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies