El líder de la banda que mató a un joven judío en París llegará hoy a Francia, tras ser extraditado

 

El líder de la banda que mató a un joven judío en París llegará hoy a Francia, tras ser extraditado

Actualizado 04/03/2006 15:28:20 CET

ABIYAN, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

Yusef Fofana, el líder de la banda criminal que secuestró en París el pasado 21 de enero, torturó y asesinó al joven comerciante judío Ilan Halimi, llegará hoy a Francia, tras ser extraditado por Costa de Marfil.

Fofana, un francés de descendencia marfileña de 26 años que se hacía llamar "el cerebro de los bárbaros" por sus secuaces, huyó a Costa de Marfil cuando la operación policial para su captura se puso en marca. Fue designado por los 21 procesados hasta la fecha como el responsable de la banda.

Esta mañana, Fofana fue escoltado por una decena de policías marfileños hasta el aeropuerto internacional de Abiyán, donde fue entregado a soldados franceses, según informaron los medios de comunicación franceses.

El presidente de Costa de Marfil, Laurent Gbagbo, firmó a última hora del jueves el decreto de extradición de Fofana, después de que la Justicia marfileña decretara que al tratarse de un ciudadano exclusivamente francés no había motivo para juzgarlo en el país africano.

El asesinato de Ilan Halimi ha provocado una importante conmoción en Francia, por su brutalidad y el antisemitismo de los captores, que ha sido aceptado como agravante por la justicia en la instrucción del caso. Entrevistado en controvertidas circunstancias por una televisión francesa durante su detención en Costa de Marfil, Fofana negó que se tratase de un crimen antisemita.

Ilan fue secuestrado el 21 de enero, mediante el señuelo de una cita con una desconocida. Su cuerpo fue descubierto en la periferia parisiense, el pasado 13 de febrero, atado y con una venda en los ojos, con signos de violencia y quemaduras en el 80 por ciento de su cuerpo. El joven falleció en su traslado al hospital.

La madre de Ilan Halimi fue la primera en denunciar que se trató de una agresión antisemita, una tesis a la que poco a poco se sumaron la clase política y la mayoría de las organizaciones antirracistas y de derechos humanos. En declaraciones al diario israelí 'Haaretz', Ruth Halimi afirmó: "Si mi hijo no hubiese sido judío, no habría sido asesinado".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies