Marsella, Toulouse o Estrasburgo, entre las ciudades clave para ganar las municipales francesas

Actualizado 11/03/2008 15:18:36 CET

PARIS, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

La batalla decisiva de las elecciones municipales francesas se librará en al menos una docena de ciudades, entre ellas la simbólica Marsella, Toulouse o Estrasburgo, cuyos resultados permitirán establecer la verdadera dimensión del revés sufrido por la UMP de Nicolas Sarkozy y el alcance de los avances del Partido Socialista.

Horas antes de que finalice la presentación de candidaturas definitivas para la segunda vuelta que tendrá lugar el próximo domingo 16 de marzo, derecha e izquierda ultiman las conversaciones con el centrista MoDem, que no ha dado ninguna consigna a escala nacional y se ha decantado por pactos puntuales "ciudad a ciudad y candidato a candidato".

Su presidente, François Bayrou, explicó hoy en Europe 1 que esta elección obedece a la voluntad de "independencia" de su partido y de querer "cambiar la vida política", que está, a su juicio, "bloqueada desde hace años". "Hay mucha gente en la derecha republicana francesa y en la izquierda democrática que merece que se hable con ellos. Dejemos de pensar que al otro lado de la barrera hay enemigos irreconciliables cuando hablamos de ciudades", dijo.

Bayrou, que es candidato a la alcaldía de la ciudad de Pau, se encuentra en una situación delicada al situarse, con el 32,6 de los votos, entre la candidata socialista, Martine Lignières-Cassou, que logró el 33,87% de los sufragios y el 27,80% del candidato de la UMP, Yves Urieta. Pese a ello, el centrista rechazó la propuesta lanzada ayer por la UMP de abrir una "negociación global" a cambio de recibir apoyo en la segunda vuelta.

El secretario general de la UMP, Patrick Devedjian, ofreció a Bayrou el respaldo de su formación a cambio de apoyo en localidades donde es la UMP la que tiene problemas, como Saint-Etienne. Por su parte, el primer secretario de los socialistas franceses, François Hollande, ha puesto condiciones a las alianzas con el partido de Bayrou, a quien exige unirse al programa socialista y combatir la política de Sarkozy.

Así las cosas, los 'puntos calientes' de la segunda vuelta pasan, en primer lugar por Marsella, donde el MoDem (5,54%) anunció ayer que unía sus listas con las del socialista Jean-Nöel Guérini (39,14%), que le disputa el puesto al candidato de la UMP y actual alcalde, Jean-Claude Gaudin (41,03%). También habrá que ver qué pasa con el 9% cosechado por el Frente Nacional y el 5% de la extrema izquierda.

En Toulouse, el conservador Jean-Luc Moudenc está en cabeza con 42,39% de los votos, pero el socialista Pierre Cohen (39%) dispone de una cantera más importante en el centro y sobre todo en la extrema izquierda, por lo que las conversaciones eran ayer con la Liga Comunista Revolucionaria (LCR). En todo caso, el candidato del MoDem, Jean-Luc Forget (5,91%), iba a reunirse con ambos.

En Estrasburgo, nueve meses después de la 'marea azul' de las legislativas en Alsacia, el socialista Roland Ries está, con el 43,8% de los votos, en buena posición para arrebatarle la alcaldía a Fabienne Keller (33,9%).

La candidata del MoDem, Chantal Cutajar (5,74%), ex adjunta de la alcaldesa saliente y disidente de la UMP no volverá con su antigua correligionaria y elogia públicamente a Ries. No obstante, la negociación entre el PS y el MoDem ha fracasado, por lo que la izquierda deberá contar aquí con el apoyo de los Verdes (6,36%).

Los resultados en Reims, Niza, Avignon, Metz, Caen, Amiens y otras localidades de mediano tamaño serán igualmente analizadas con lupa por los cuarteles generales de los partidos, para determinar el nuevo mapa del poder local y extraer las consecuencias en clave nacional de los comicios, algo que el presidente Sarkozy garantizó hoy que haría.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies