El Parlamento francés aprueba definitivamente la ley sobre inmigración impulsada por Sarkozy

Actualizado 01/07/2006 1:54:20 CET

PARIS, 30 Jun. (EP/AP) -

El Parlamento francés aprobó hoy definitivamente, después de la votación en el Senado, la ley sobre inmigración que pone fin a las regularizaciones automáticas de 'sin papeles' que lleven más de diez años en Francia y endurece la obtención de permisos de estancia.

Es una "prima a la clandestinidad", ha estimado el primer ministro francés, Nicolas Sarkozy, quien sostuvo, sin embargo, que ahora habrá un estudio "caso por caso" de los solicitantes de permisos y nacionalización.

Con el lema de "inmigración elegida, pero no sufrida", Sarkozy ha conseguido cambiar la política de inmigración francesa, tradicionalmente aperturista y humanitaria, por otra que relaciona las entradas de personas con las necesidades del mercado laboral y la capacidad de acogida del país. Y pasar de una inmigración poco cualificada a una con mayor capacitación profesional.

Sarkozy ha reiterado durante el último año que sólo el 5% de los inmigrantes que llegan a Francia anualmente están relacionados con las necesidades laborales del país, cuando en otros lugares, como Australia o Canadá, esta tasa es hasta del 50%.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies