Las fuerzas de Afganistán repelen la ofensiva lanzada el martes por los talibán contra Fará

Soldados del Ejército afgano
OMAR SOBHANI / REUTERS - Archivo
Publicado 16/05/2018 12:01:38CET

MADRID, 16 May. (EUROPA PRESS) -

Las fuerzas de seguridad de Afganistán han logrado repeler la ofensiva lanzada el martes por los talibán contra la localidad de Fará, capital de la provincia homónima (oeste), según han confirmado durante la jornada las autoridades locales.

El gobernador provincial, Abdulbasir Salangi, ha confirmado la muerte de 15 soldados, diez policías y cinco civiles, al tiempo que ha asegurado que alrededor de 300 insurgentes han muerto durante los enfrentamientos.

Así, ha detallado que "en un primer momento, mil insurgentes talibán atacaron distritos de Fará, y tras ese ataque otros más de mil insurgentes se unieron al ataque", según ha recogido la cadena de televisión local Tolo TV.

Residentes citados por la cadena han confirmado que el ataque de los talibán ha sido repelido, si bien han indicado que se encuentran en los alrededores y siguen suponiendo una amenaza para la ciudad.

Fará es una región remota y poco poblada situada en la frontera con Irán y que ya ha sido escenario de meses de intensos combates con cientos de muertos entre soldados y policías. El gobernador provincial dimitió en enero tras denunciar la inseguridad y la corrupción.

Por otra parte, al menos 22 miembros de las fuerzas de seguridad afganas han muerto en enfrentamientos con los talibán en los distritos de Jaghato y Zana Jan, ubicados en la provincia de Ghazni (centro), tras una ofensiva de los talibán contra los mismos.

Estos incidentes añaden nuevas preocupaciones de seguridad en un país inmerso ya en la denominada 'ofensiva de primavera' de los talibán, en el marco de la cual se han registrado varios atentados suicidas en la capital del país, Kabul.

Además, varios distritos han sido tomados o están en peligro en las provincias de Baghlan y Badajshan y se han registrado fuertes combates en Faryab (noroeste) y en Ghazni y Zabul (al sur de Kabul).

Los talibán rechazaron a mediados de abril el llamamiento del presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, para que el grupo participe en las próximas elecciones parlamentarias y locales y pidieron boicotear los comicios.

Ghani hizo el 28 de febrero una oferta a los talibán para abrir un proceso de paz que contempla un acuerdo de alto el fuego y la liberación de insurgentes que se encuentran encarcelados en el país.