Las fuerzas de élite iraquíes paralizan su avance hacia Mosul a la espera de refuerzos

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Las fuerzas de élite iraquíes paralizan su avance hacia Mosul a la espera de refuerzos

Fuerzas especiales iraquíes que participan en la ofensiva sobre Mosul
GORAN TOMASEVIC/REUTERS
Publicado 25/10/2016 15:48:56CET

ESTE DE MOSUL/BAGDAD, 25 Oct. (Reuters/EP) -

Las fuerzas de élite del Ejército iraquí han paralizado la ofensiva lanzada hace algo más de una semana sobre la ciudad de Mosul a la espera de recibir refuerzos para tratar de atacar desde el flanco este el principal bastión del grupo terrorista Estado Islámico en Irak.

Ocho días después del inicio de la operación, las tropas leales al Gobierno iraquí y los combatientes peshmerga --fuerzas kurdas-- aún siguen en zonas muy exteriores de Mosul. El primer contingente en acercarse, a unos dos kilómetros de la ciudad, está compuesto por el Servicio Antiterrorista (CTS), un cuerpo de élite entrenado por Estados Unidos.

Los miembros del CTS han encarado Mosul desde el este, atacando a Estado Islámico desde una región cristiana sin apenas habitantes desde que el grupo yihadista se hizo con el control de Mosul a mediados de 2014.

Un comandante de este cuerpo ha confirmado que paralizarán los avances a la espera de que otras unidades logren progresos similares y se pueda consolidar el frente. En el flanco sur, la distancia a Mosul aún rondaría los 30 kilómetros.

90 LOCALIDADES LIBERADAS

La ofensiva, que podría convertirse en la mayor batalla librada en Irak en los últimos 15 años, se ha saldado de momento con la recuperación de unas 90 localidades tomadas por Estado Islámico, según el balance del Ejército.

En total, unos 30.000 efectivos se han sumado a esta operación, que cuenta desde el aire con el apoyo de la coalición antiterrorista liderada por Estados Unidos. Las autoridades calculan que el número de milicianos que siguen dentro de Mosul rondaría entre los 5.000 y los 6.000.

Alrededor de 1,5 millones de civiles permanecen en el interior de la ciudad y la ONU teme que más de un millón puedan terminar huyendo de los enfrentamientos. Las agencias internacionales calculan que, hasta ahora, unas 9.000 personas han abandonado la ciudad.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies