Las Fuerzas Armadas iraquíes arrebatan a Estado Islámico otros dos barrios de la Ciudad Vieja de Mosul

Combates en Mosul
ERIK DE CASTRO/REUTERS
Actualizado 28/06/2017 15:38:28 CET

ERBIL (IRAK), 28 (Reuters/EP)

Las Fuerzas Armadas iraquíes han informado este miércoles de que han arrebatado al grupo terrorista Estado Islámico otros dos barrios de la Ciudad Vieja de Mosul, la ciudad más importante del norte de Irak y la segunda urbe del país.

Los dos barrios recuperados por los militares iraquíes son Hadarat al Saada y Al Ahmadiyya y están situados al noroeste de la histórica mezquita de Al Nuri, destruida por los milicianos de negro la semana pasada. Estado Islámico todavía controla el terreno de la mezquita de Al Nuri y cerca de la mitad de la zona de la Ciudad Vieja que dominaba antes.

La Policía Federal iraquí y la fuerza de élite Servicio Antiterrorista están combatiendo dentro de la Ciudad Vieja contra los milicianos de Estado Islámico desde hace unos diez días.

La toma de estos dos barrios de la Ciudad Vieja de Mosul llega horas después de que las tropas iraquíes se hicieran con el barrio de Al Mushahada. Las autoridades habían anunciado horas antes la toma de la mezquita de Ziwani, ubicada en la zona de Bab al Beid. La Policía Federal ha asegurado que está a solo unos días de expulsar completamente a los yihadistas de la Ciudad Vieja.

El martes, el primer ministro de Irak, Haider al Abadi, aseguró que la victoria sobre Mosul llegará "muy pronto", tras ocho meses de ofensiva para recuperar la ciudad. Se estima que más de 350 combatientes de Estado Islámico han estado haciendo uso de trampas, ataques suicidas y francotiradores para frenar el avance de las fuerzas iraquíes desde el oeste, el norte y el sur.

Los civiles que han conseguido escapar a los combates afirman que hay muchas personas --50.000 según el Ejército iraquí-- atrapadas detrás de las líneas de Estado Islámico y con poca comida, agua o medicinas.

A pesar de que el Gobierno iraquí tenía previsto recuperar Mosul en 2016, la lucha se ha prolongado a medida que el grupo terrorista ha reforzado sus posiciones en zonas pobladas, utilizando en muchas ocasiones a los civiles como escudos humanos.

La semana pasada, Estado Islámico destruyó la mezquita Al Nuri, desde donde su líder, Abú Bakr al Baghdadi, proclamó su califato en 2014. Al Abadi definió este acto como un "reconocimiento de la derrota" del grupo, que no obstante sigue teniendo el control sobre el terreno de la mezquita.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies