Las fuerzas kurdas arrebatan al Gobierno algunas zonas de la ciudad de Hasaka

 

Las fuerzas kurdas arrebatan al Gobierno algunas zonas de la ciudad de Hasaka

Milicianos de las YPG en Qamishli (Hasaka)
RODI SAID/REUTERS
Publicado 19/08/2016 13:14:07CET

BEIRUT, 19 Ago. (Reuters/EP) -

Las milicias kurdas sirias han arrebatado varias posiciones a las fuerzas gubernamentales en la dividida ciudad de Hasaka, ha revelado este viernes un responsable kurdo, ampliando su control en unos de los más intensos enfrentamientos hasta la fecha entre las fuerzas kurdas y los leales al régimen de Bashar al Assad.

Los enfrentamientos de esta semana llevaron al uso por primera vez de la aviación siria contra los grupos kurdos en Hasaka. El Gobierno sirio no se ha pronunciado sobre estos combates.

Las milicias kurdas YPG controlas amplias zonas del norte de Siria, donde sus aliados políticos han establecido un gobierno autónomo desde que comenzó la guerra civil en Siria en 2011. El Gobierno todavía mantiene su presencia en las ciudades de Hasaka y Qamishli.

Las fuerzas kurdas, que ya controlan buena parte de la ciudad de Hasaka, han tomado gobiernos gubernamentales incluida la facultad de Economía, ha indicado Naser Haj Mansour, un responsable kurdo de las YPG, milicia incluida dentro de la alianza Fuerzas Democráticas de Siria (FDS).

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos ha confirmado que las fuerzas kurdas han ganado terreno en la zona sur de la ciudad. Rami Abdulrahman, director del Observatorio, ha explicado que los enfrentamientos comenzaron después de que milicianos progubernamentales detuvieran a jóvenes kurdos, un paso que siguió a avances por parte de las fuerzas kurdas hacia las zonas bajo control del Gobierno.

Según el Observatorio, al menos trece personas, incluidas mujeres y niños, han muerto como resultado de los disparos de artillería por parte de las fuerzas gubernamentales contra zonas bajo control kurdo de Hasaka. Asimismo, ha indicado que muchos civiles están huyendo de las zonas afectadas por los combates y que los hospitales en las zonas kurdas no tienen suficiente sangre y medicinas para tratar a los heridos.

Las YPG y las fuerzas gubernamentales han evitado en buena medida la confrontación durante la guerra. Los grupos kurdos están trabajando para desarrollar su autonomía en el norte y convertirla en un sistema federal de gobierno, plan al que se opone Al Assad.

Se trata del segundo gran estallido de combates entre las YPG y las fuerzas gubernamentales este año. En abril, ambas partes se enfrentaron durante varios días en Qamishli, al norte de la ciudad de Hasaka, en la frontera con Turquía y que está controlada en gran medida por las milicias kurdas.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies