Las fuerzas militares del este de Libia acusan a Erdogan de apoyar a grupos terroristas

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Las fuerzas militares del este de Libia acusan a Erdogan de apoyar a grupos terroristas

Publicado 12/10/2016 18:30:17CET

BRUSELAS, 12 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las fuerzas militares del este de Libia han acusado este miércoles al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, de prestar apoyo "directo" a las milicias y grupos terroristas que operan en el este del país bajo el control del Consejo Presidencial que lidera el primer ministro, Fayez Serraj, cuya legitimidad siguen rechazando.

"Turquía está dando apoyo logístico y militar, con barcos, armas y municiones y asesoramiento militar y están suministrando todo esto sobre el terreno", ha denunciado el general Oun Ibrahim Salem, secretario general de las fuerzas militares libias en Tobruk, en un seminario sobre la situación en Libia organizado por el eurodiputado liberal Javier Nart.

"Combatientes también transitan por su territorio en su camino hacia Libia. Tenemos testigos. Tenemos pruebas. Tenemos incluso pruebas a través de imágenes por satélite de movimientos de barcos y aviones", ha agregado, tras recordar que "Turquía ha dado apoyo, hay pruebas, a islamistas extremistas en Irak" y criticar que "Turquía recibe petróleo (bajo control del Estado Islámico) por su apoyo en Siria".

"Hay un vínculo entre el islam político y el presidente turco Erdogan. Da todo tipo de apoyo logístico a los grupos que apoya en Libia. Apoya a organizaciones terroristas", ha remachado si bien ha evitado confirmar si el Estado Islámico en Libia recibe ayuda directa de Ankara, al tiempo que ha criticado que Qatar está "aportando financiación y mercenarios de Etiopía" para varias milicias en Libia y que Sudán está "enviando expertos militares, dan munición y asisten a varios grupos terroristas e Misrata y en otros lugares".

En el plano interno, también ha denunciado que "el Gobierno de Serraj financia a movimientos islamistas para garantizar su supervivencia política". "Les paga vía el Banco Central Libio y al final del día son éstas las que garantizan la seguridad de su Gobierno", ha agregado, criticando que "es incapaz de dominar las varias milicias en Trípoli que combaten entre sí".

El responsable de las fuerzas militares de Tobruk, que ha admitido que la caída del régimen de Muamar Gadafi ha llevado a "un fiasco", ha rechazado que tengan "ninguna intención de llevar a cabo un golpe" como algunos especulan. "Hemos devuelto las instalaciones portuarias a las autoridades del Gobierno. Esto es una prueba de que no tenemos ninguna intención de llevar a cabo un golpe", ha zanjado, aunque ha insistido en la necesidad de "eliminar a todas las milicias y garantizar que el Estado pueda proteger a su pueblo" y ha defendido los avances que han hecho en los últimos meses en la lucha contra el terrorismo.

"Queremos ver que nuestro país emerja del caos", ha dicho, para lo que ha pedido apoyo para "reanudar el entrenamiento de los soldados" y "equipar adecuadamente al Ejército", algo que requiere "levantar el embargo (de armas) actualmente en vigor".

El coronel Khalid Alí Ibrahim ha asegurado por su parte que las fuerzas militares del este controlan el 90% de "todo" el territorio del país y ha acusado al Gobierno de Trípoli de apoyarse en milicias como la que lidera Abdulhakim Belhaj, "ligada a Al Qaeda". "La mayoría de las milicias se encuentran en el oeste. Sólo tres o cuatro están en el este", ha puntualizado, al tiempo que ha asegurado que el Estado islámico "se beneficia de forma indirecta del apoyo de Turquía" en Libia, donde controlan especialmente Sirte.

Ibrahim Salem también ha subrayado el interés de Libia de controlar mejor sus "porosas" fronteras pero ha dejado claro que el problema de la inmigración ilegal a Europa viene de las zonas en el oeste, no las que controlan en el este. "No hemos visto inmigración ilegal en estas zonas. Solo en las zonas del este", ha subrayado.

NIEGAN LEGITIIDAD DEL GOBIERNO DE TRÍPOLI

El diputado de la Comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento de Tobruk, Tarek Elgaroushi, ha rechazado por su parte la legitimidad del Gobierno de Trípoli, "un Gobierno falso, basado en las milicias" y ha acusado a la comunidad internacional de aplicar un "doble estándar". "Necesitamos votar el Gobierno en Trípoli", ha dicho, tras recordar que rechazaron la propuesta de Gobierno que hizo Serraj.

"El Consejo Presidencial está en un bloqueo total. El Consejo está en el caos. ¿Usted trabajaría con un Gobierno de unidad nacional que no tiene la confianza del Parlamento y que no ha sido investido?", ha lanzado, al tiempo que ha admitido la posibilidad de elecciones presidenciales como "potencial solución" al bloqueo político en el país.

El encargado de negocios de la misión de Libia ante la UE, Mohamed Farhat, ha admitido que se cometieron "muchos errores" en la negociación del acuerdo político en Libia auspiciado por la ONU pero ha defendido que si se hubiera atajado la situación de seguridad sobre el terreno "habría ayudado a normalizar la situación" y ha apostado por opciones como celebrar elecciones presidenciales en febrero o "una fórmula específica, modificando" el acuerdo político sellado en Marruecos para buscar una salida a la crisis libia, apelando al ejemplo de Túnez.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies