Las fuerzas sirias recuperan el barrio capitalino de Qaboun en su práctica totalidad

Vista general del barrio rebelde de Qaboun, en Damasco.
BASSAM KHABIEH
Publicado 14/05/2017 2:27:51CET

MADRID, 14 May. (EUROPA PRESS) -

Las fuerzas gubernamentales sirias y sus aliados han avanzado notablemente en la lucha contra los rebeldes en el barrio de Qaboun, en el norte de la localidad capitalina de Damasco, tras varios meses de enfrentamientos en la zona.

A pesar de que los rebeldes aún tienen bajo su control una pequeña parte del distrito, las fuerzas sirias han recuperado en su práctica totalidad el barrio, donde se han producido recientemente numerosos ataques aéreos, según han informado este domingo medios estatales.

Las fuerzas sirias han indicado que la zona, que aún permanece bajo el control de los rebeldes, se encuentra completamente devastada por los combates.

"El régimen ha amenazado con destruir lo que queda de Qaboun y no aceptará ninguna solución que no sea la militar", ha señalado Abdulá al Qabouni, miembro del consejo local del distrito.

El Ejército, por su parte, reanudó los bombardeos el miércoles en la zona tras instar a los rebeldes a rendirse y evacuar la ciudad para trasladarse al norte del país.

Este sábado ha finalizado con éxito la segunda fase del proceso de evacuación de cientos de combatientes rebeldes sirios de Barzeh, un suburbio de Damasco, en el marco de un acuerdo firmado con el Gobierno.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos ha aseverado que, a pesar de los avances, los enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales y los milicianos del grupo terrorista Estado Islámico continúan en el noreste de Qaboun. Cerca de 1.500 milicianos y sus respectivas familias se encuentran atrapados en la zona.

La pérdida de Qaboun y Barzeh supone un duro golpe para los rebeldes, que ven disminuir su presencia en la capital. El presidente de Siria, Bashar al Assad, ha reiterado la importancia de que se lleven a cabo las evacuaciones de los barrios en el marco de lo que el régimen sirio ha denominado "acuerdos de reconciliación" con aquellos rebeldes que decidan rendirse.

El avance del Ejército se ha producido después de que las fuerzas sirias cortaran el túnel que unía ambos distritos y aislara las zonas en cuestión. "Nos asediaron y ya no quedaban medicinas, ni siquiera para los niños. La gente se moría de hambre", ha aseverado Ahmad Jatib, que abandonó la región el viernes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies