La fundación para la que trabaja la británico-iraní detenida en Irán niega acusaciones de espionaje

Actualizado 10/08/2016 8:01:01 CET

MADRID, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Thomson Reuters, para la que trabaja la activista de nacionalidad británico-iraní Nazanin Zaghari-Ratcliffe, detenida en Teherán a principios de abril cuando trataba de salir del país, ha emitido un comunicado en el que niega las acusaciones que se han presentado contra la organización sobre espionaje.

"Ayer por la tarde, en un artículo de la prensa iraní, 'Mizan online', se acusaba a la fundación Thomson Reuters de espiar a Irán", ha indicado en el comunicado la consejera delegada de la organización, Monique Villa.

"Este ataque es completamente falso y un descarado intento por buscar algo para justificar el encarcelamiento de la ciudadana británica Nazanin Zaghari-Ratcliffe, que es empleada de la fundación", ha añadido.

En el texto, Villa ha subrayado que "todos los proyectos" de la fundación se llevan a cabo "con la completa cooperación, coordinación y acuerdo del país que los alberga" y ha añadido que no cuenta con ningún tipo de programa basado en o enfocado en Irán.

Asimismo, ha señalado que la fundación "no es una organización de propaganda de ningún Gobierno, no se compromete con la defensa de nadie y, efectivamente, no lleva a cabo ninguna forma de espionaje ni 'trabajo de inteligencia'".

Zaghari-Ratcliffe, de 37 años, fue detenida a principios de abril cuando trataba de salir de Irán, tras una visita con su hija de dos años. La Guardia Revolucionaria iraní la ha acusado de conspiración para derrocar al Gobierno nacional, acusaciones que su marido, Richard Ratcliffe, ha negado.

Villa, en el nombre de la fundación, ha denunciado que no se ha desvelado aún "la naturaleza de ninguna confesión" y ha instado a las autoridades iraníes a liberar "a esta joven madre inocente y vulnerable de forma inmediata".