Las fundaciones de George Soros anuncian su salida de Hungría

Retirada de un cartel con la imagen de George Soros en Budapest
REUTERS / BERNADETT SZABO
Actualizado 15/05/2018 12:16:38 CET

La Universidad Centroeuropea, también vinculada a Soros, aclara que la medida no les afecta

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

Las fundaciones del empresario George Soros han anunciado este martes el traslado a Berlín de las oficinas actualmente abiertas en Budapest, en un momento en el que "el Gobierno húngaro planea imponer nuevas restricciones" a las ONG que desarrollen actividades de ayuda a los inmigrantes.

Las Open Society Foundations figurarían entre las afectadas por una próxima ley que aumenta la vigilancia para las ONG extranjeras y que ha sido catalogada como "Stop Soros", como ha recordado en un comunicado la organización. El nuevo paquete se suma a otro aprobado en 2017 y dirigido contra las ONG financiadas desde el exterior.

"El Gobierno de Hungría ha denigrado y falseado nuestro trabajo y ha reprimido a la sociedad civil por intereses políticos, usando tácticas sin precedentes en la historia de la Unión Europea", ha lamentado el presidente de las fundaciones, Patrick Gaspard, en un comunicado en el que ha afirmado que, en el contexto actual, es "imposible" garantizar la seguridad del personal ante políticas "arbitrarias".

Asimismo, ha denunciado que las autoridades se han gastado más de 100 millones de euros en campañas para "difundir mentiras" contra la organización de Soros y sus socios locales, dentro de una campaña de "odio" y de "propaganda" dirigida contra las fundaciones y sus trabajadores.

El Ejecutivo de Viktor Orban apela a razones de seguridad nacional para defender un paquete de leyes que aprobará sin problemas en el Parlamento, después de que el partido gobernante, Fidesz, haya obtenido el control de dos terceras partes de la Cámara. Esta mayoría le da vía libre incluso para modificar la Constitución.

Las Open Society Foundations dan empleo en Hungría a más de un centenar de trabajadores, de los cuales en torno a un 60 por ciento tienen nacionalidad húngara. La organización ha prometido que tomarán las medidas que sean necesarias para ayudar a las personas afectadas por el traslado de las sedes desde Budapest a Berlín.

UNIVERSIDAD

La Universidad Centroeuropea (CEU), fundada por Soros, ha aclarado en un comunicado que mantiene su "determinación" de seguir en Budapest pese a la salida de otras organizaciones, después de detectar "señales de progresos" tras un último año en el que peligró su continuidad por las nuevas exigencias impuestas por las autoridades.

El principal requisito consiste en la exigencia para las universidades extranjeras de que cuenten con un centro matriz en sus respectivos países, algo que la CEU espera resolver si el Gobierno de Orban firma un acuerdo con el estado de Nueva York que "está en la mesa desde septiembre de 2017".

"Hemos cumplido nuestras obligaciones y ahora es momento de que el Gobierno de Hungría cumpla las suyas", ha subrayado en una nota el rector, Michael Ignatieff. La universidad, ha añadido, "no puede empezar otro año académico en una situación de incertidumbre legal", por lo que espera que el Ejecutivo firme el acuerdo cuanto antes.