Un general del Ejército tailandés niega la acusación de tráfico de personas

Actualizado 03/06/2015 18:21:45 CET

BANGKOK, 3 Jun. (Reuters/EP) -

Un teniente general de tres estrellas del Ejército tailandés ha negado las acusaciones en su contra por delitos de tráfico de personas, según ha informado el jefe de la Policía tailandesa después de una serie de detenciones encaminadas a erradicar a las mafias de traficantes.

El teniente general Manus Kongpan es el cargo más alto en haber sido acusado de tráfico de personas. La Policía ha afirmado haber arrestado a 51 personas. Manus ha sido detenido este miércoles por la Policía después de entregarse. El general fue suspendido el lunes de su cargo después de que la Policía ordenara su arresto.

"Él ha afirmado no haber participado, lo que supone una negación" de los cargos, ha afirmado este miércoles el jefe de la Policía tailandesa, Somyot Poompanmuang, a los medios de comunicación. Manus ha sido el único militar acusado de delitos relacionados con el tráfico de personas, según ha asegurado el subjefe de la Policía, Aek Angsananont. Más de cincuenta policías tailandeses han sido trasladados de sus puestos a otros lugares tras considerárseles sospechosos de tener vínculos con las bandas de traficantes.

Ya se han realizado 84 órdenes de arresto desde que Tailandia comenzara a tomar medidas contra las mafias de contrabando y tráfico de personas que operan a través su territorio. Las políticas de lucha contra estas bandas han desatado una crisis humanitaria en el sudeste asiático, después de que los traficantes hayan optado por abandonar las embarcaciones de inmigrantes a su suerte antes de arriesgarse a transportarles a través del territorio tailandés.

Alrededor de 4.000 inmigrantes han desembarcado en las costas de Indonesia, Malasia, Tailandia, Birmania y Bangladesh, desde que Bangkok comenzase a tomar medidas severas contra las mafias de traficantes.

Naciones Unidas ha estimado que alrededor de 2.000 inmigrantes podrían continuar aún a la deriva, después de que los traficantes optaran por abandonarles en lugar de llevarles hasta la costa y arriesgarse a ser arrestados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies