Ghani pide nuevamente a los talibán que abandonen las armas y se unan a un proceso de paz en Afganistán

Ashraf Ghani
OMAR SOBHANI/REUTERS
Publicado 26/06/2017 6:16:01CET

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, ha hecho este domingo un nuevo llamamiento a los talibán para que abandonen las armas y se unan a un proceso de paz, advirtiendo de que, en caso contrario, "harán frente a las fuerzas de seguridad".

"Matan a diario a gente inocente. Es un mensaje claro. No tienen más tiempo, o se unen a las conversaciones de paz o harán frente a la respuesta de las fuerzas de seguridad", ha recalcado, durante un acto con motivo del fin del Ramadán.

Así, ha indicado que "los milicianos y sus seguidores se encuentran aislados, mientras que el Gobierno afgano tiene el apoyo de su pueblo, la comunidad musulmana y la comunidad islámica", según ha informado la agencia afgana de noticias Pajhwok.

Ghani ha tenido palabras para las víctimas de los atentados perpetrados durante el último mes en el país, señalando que les felicita el Ramadán y que "reza por la pronta recuperación de los heridos".

En este sentido, ha aplaudido a las fuerzas de seguridad por su tarea, resaltando que "han protegido al país del enemigo" y añadiendo que se están trazando planes económicos y de seguridad para la capital, Kabul, golpeada por los últimos atentados.

Las palabras de Ghani han llegado dos días después de que el líder de los talibán, el mulá Hebatulá Ajundzada, reiterara su rechazo a un aumento del despliegue de tropas estadounidenses y dijera que, una vez los militares del país norteamericano se retirara, Kabul tendría relaciones "buenas y constructivas" con Washington y el resto del mundo.

"Cuanto más insistan en mantener la presencia de sus fuerzas aquí o aumenten el número de sus fuerzas, la sensibilidad regional contra ellos aumentará", advirtió el mulá Ajundzada. "La ocupación es el principal obstáculo en el camino a la paz", recalcó.

Por ello, pidió una "independencia completa del país y el establecimiento de un sistema islámico", negando las acusaciones de que los talibán se benefician de la ayuda de otros países como Pakistán y Rusia y señalando que "no permitirá que nadie más intervenga en Afganistán".

Por último, el mulá Ajudzada pidió a los combatientes talibán que eviten causar bajas civiles, un mensaje que llega después de un atentado que dejó más de 30 muertos el jueves en Helmand y otro ataque con más de 150 muertos en la capital del país en mayo.

Los talibán negaron estar detrás de ese último atentado, si bien la Inteligencia afgana ha atribuido la responsabilidad a la Red Haqqani, vinculada a los talibán.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies